¿Qué es ser una materia?

Sinónimo de sujeto

¿Qué es la concordancia sujeto-verbo? La concordancia sujeto-verbo significa que un sujeto y su verbo deben ser ambos singulares o ambos plurales:En los siguientes ejemplos, identifique primero el sujeto y el verbo, y luego vea si el verbo concuerda con el sujeto en ser singular o plural.1. Juan vive en Francia.2. Juan vive en Francia. 3. La frase 2 es correcta porque el sujeto Juan (singular “él”) “concuerda” con la tercera persona del singular del verbo vivir – vive. La frase 1 es incorrecta porque el sujeto es singular mientras que el verbo vivir es plural.De forma similar, la frase 4 es correcta y la 3 incorrecta porque los argumentos del sujeto (plural “ellos”) requieren la forma de tercera persona del plural del verbo ser – son.

Cinco reglas sobre la concordancia sujeto-verboEn los ejemplos siguientes, el sujeto de cada frase está en negrita. Puede ser útil considerar qué pronombre podría desempeñar la misma función que el sujeto; esto se muestra entre paréntesis cuando corresponda.

Verbo to be en inglés

El sujeto de una frase es la persona, el lugar, la cosa o la idea que está haciendo o siendo algo. Puedes encontrar el sujeto de una frase si puedes encontrar el verbo. Haz la pregunta: “¿Quién o qué ‘verbs’ o ‘verbed’?” y la respuesta a esa pregunta es el sujeto. Por ejemplo, en la frase “Los ordenadores del Centro de Aprendizaje deben ser sustituidos”, el verbo es “deben ser sustituidos”. ¿Qué hay que sustituir? Los ordenadores. Por tanto, el sujeto es “ordenadores”. Un sujeto simple es el sujeto de una oración sin modificadores. El sujeto simple de la siguiente frase es “issue”:

Lee más  ¿Cuáles son los elementos que conforman una estructura?

-el sujeto simple no es “la reparación de los ordenadores”, ni es “lo que había olvidado”, ni es “él”. Pregunta qué es lo que “podría llenar volúmenes enteros”. Su respuesta debe ser que toda la cláusula subrayada es el sujeto simple.

El orden normal en inglés de sujeto-verbo-completador se altera sólo ocasionalmente, pero en varias circunstancias. Burchfield* enumera una decena de situaciones en las que el sujeto va después del verbo. Las más importantes son las siguientes (sujetos en azul):

Predicado sujeto

El dios griego del mar, Proteo, era (como el mar) capaz de cambiar de forma en un instante. Para obtener una información decente de él, había que agarrarlo y sujetarlo con fuerza mientras pasaba por sus distintas formas: león, jabalí, serpiente, árbol, arroyo… no era fácil. Se dice que el verbo “To be” es el más proteico de la lengua inglesa, que cambia constantemente de forma, a veces sin mucho patrón discernible. Teniendo en cuenta que lo utilizamos con tanta frecuencia, es realmente una pena que el verbo “To be” tenga que ser el más irregular y escurridizo de la lengua.

Hay que elegir con cuidado entre estas formas cuando se selecciona el verbo adecuado para el sujeto. Los sujetos singulares requieren verbos singulares; los sujetos plurales requieren verbos plurales. Esto suele ser fácil. No escribiríamos “Las tropas se dirigían a la frontera”. Pero algunas frases requieren más atención. ¿Escribimos “La mayoría de los estudiantes está (o están) votando en contra del referéndum”? Repasa con atención el material de nuestra sección sobre la concordancia sujeto-verbo, y fíjate en la frecuencia con la que las elecciones que hacemos requieren una familiaridad con estas formas del verbo “To be”.

Lee más  ¿Qué es la carrera CTA?

Sujetos y objetos

El sujeto es la persona o cosa de la que trata una frase o cláusula. Suele ser el ejecutor de una acción, el realizador o el agente. Pero no todas las frases hablan de acciones. El sujeto es también la persona o cosa a la que se refiere un estado o acontecimiento.

Un sujeto definido se refiere a alguien o a algo conocido y específico. Puede ser un nombre propio, un pronombre definido como tú o yo, o una frase sustantiva que empiece por el artículo definido el o determinantes como eso, mi y tu.

El sujeto falso se refiere al sujeto real, que aparece más adelante en la frase. También se denomina sujeto anticipado o ficticio. Los sujetos falsos ayudan a introducir la existencia de una situación o a poner el foco de atención en el sujeto de una frase.

El sujeto nulo o implícito en una frase no se enuncia explícitamente pero se entiende por el contexto. También se denomina sujeto nulo. Es más frecuente en las estructuras imperativas, como las órdenes y las peticiones, y también en las oraciones menores de uso informal.

El verbo que se utiliza en una frase debe coincidir con el sujeto en persona y número. Esto significa que el verbo cambia dependiendo de si el sujeto es singular o plural, o en primera, segunda o tercera persona.