¿Cuáles son las principales potencias de la Segunda Guerra Mundial?

Causas de la segunda guerra mundial

Países implicados en la Segunda Guerra Mundial 2022La Segunda Guerra Mundial comenzó en 1939 y terminó en 1945. El 1 de septiembre de 1939, las tropas alemanas invadieron Polonia y Hitler se enfrentó a Francia y Gran Bretaña. La guerra estalló dos días después. La guerra duró hasta el 2 de septiembre de 1945, conocido como el Día V-J. Más de 100 millones de personas de 30 naciones participaron en la guerra, lo que provocó entre 70 y 85 millones de bajas civiles y militares. La Segunda Guerra Mundial fue la más mortífera de la historia. Antes de la guerra, muchos países intentaron permanecer neutrales. Sin embargo, a medida que surgía el conflicto, los países comenzaron a elegir gradualmente un bando. Los países se unieron a las Potencias del Eje o a las Potencias Aliadas.

Las principales potencias aliadas fueron Gran Bretaña, Francia y Estados Unidos. Al comienzo de la Segunda Guerra Mundial, en 1939, los Aliados eran Francia, Polonia y el Reino Unido. Días más tarde, se unieron los dominios independientes de Gran Bretaña de Australia, Canadá, Nueva Zelanda y Sudáfrica. A medida que la guerra continuaba, otros países comenzaron a unirse a los Aliados. En general, las Potencias Aliadas incluían a los 26 signatarios originales de la Declaración de las Naciones Unidas, firmada el 1 de enero de 1942.

Las potencias del Eje de la Segunda Guerra Mundial

En la Segunda Guerra Mundial, las tres grandes potencias aliadas -Gran Bretaña, Estados Unidos y la Unión Soviética- formaron una Gran Alianza que fue la clave de la victoria. Pero los socios de la alianza no compartían objetivos políticos comunes y no siempre estaban de acuerdo en cómo debía librarse la guerra.

Lee más  ¿Qué se considera bolso de mano?

Imagen superior:  El primer ministro soviético Joseph Stalin, el presidente estadounidense Franklin Delano Roosevelt y el primer ministro británico Winston Churchill (de izquierda a derecha) en la Conferencia de Teherán, 1943.    (Biblioteca del Congreso, LC-USZ62-32833.)

El primer ministro británico Winston Churchill dijo una vez: “Lo único peor que tener aliados es no tenerlos”. En la Segunda Guerra Mundial, las tres grandes potencias aliadas -Gran Bretaña, Estados Unidos y la Unión Soviética- formaron una Gran Alianza que fue la clave de la victoria. Pero los socios de la alianza no compartían objetivos políticos comunes, y no siempre estaban de acuerdo en cómo debía librarse la guerra.

Churchill y el presidente estadounidense Franklin Delano Roosevelt llevaban tiempo trabajando juntos cuando Estados Unidos entró en la guerra en 1941. Roosevelt creía que una victoria británica sobre el Eje era lo mejor para Estados Unidos, mientras que Churchill creía que esa victoria no era posible sin la ayuda estadounidense. En 1940, los dos líderes trabajaron para encontrar la manera de que Estados Unidos ayudara a Gran Bretaña a resistir sin violar su neutralidad. Al año siguiente se reunieron frente a la costa de Terranova para empezar a planificar, en términos generales, el mundo de la posguerra. El primer ministro soviético Joseph Stalin se incorporó tarde a los tres grandes. El día de Año Nuevo de 1942, los representantes de las tres naciones firmaron la Declaración de las Naciones Unidas, comprometiéndose a unirse para derrotar a las potencias del Eje.

Los aliados ww1

Una gran potencia es un Estado soberano al que se le reconoce la capacidad y la experiencia para ejercer su influencia a escala mundial. Las grandes potencias se caracterizan por poseer fuerza militar y económica, así como influencia diplomática y de poder blando, lo que puede hacer que las potencias medianas o pequeñas consideren las opiniones de las grandes potencias antes de emprender acciones propias. Los teóricos de las relaciones internacionales han postulado que el estatus de gran potencia puede caracterizarse en capacidades de poder, aspectos espaciales y dimensiones de estatus[2].

Lee más  ¿Qué es un grado interuniversitario?

Aunque algunas naciones son consideradas ampliamente como grandes potencias, no existe una lista definitiva de ellas. En ocasiones, el estatus de grandes potencias se reconoce formalmente en conferencias como el Congreso de Viena[1][3][4] o el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas[1][5][6]. Asimismo, el estatus de grandes potencias también se ha reconocido formal e informalmente en foros como el Grupo de los Siete (G7)[7][8][9][10].

El término “gran potencia” se utilizó por primera vez para representar a las potencias más importantes de Europa durante la época post-napoleónica. Las “grandes potencias” constituyeron el “Concierto de Europa” y reclamaron el derecho a la aplicación conjunta de los tratados de posguerra[11] La formalización de la división entre pequeñas potencias[12] y grandes potencias se produjo con la firma del Tratado de Chaumont en 1814. Desde entonces, el equilibrio de poder internacional ha cambiado en numerosas ocasiones, de forma más dramática durante la Primera y la Segunda Guerra Mundial. En la literatura, los términos alternativos para gran potencia suelen ser potencia mundial[13] o gran potencia[14].

Las potencias del Eje de la Segunda Guerra Mundial maurice

La Sociedad de Naciones se creó para evitar que se repitiera la Primera Guerra Mundial, pero en dos décadas este esfuerzo fracasó. La depresión económica, el renovado nacionalismo, el debilitamiento de los Estados sucesores y el sentimiento de humillación (especialmente en Alemania) contribuyeron finalmente a la Segunda Guerra Mundial.

Senador republicano estadounidense e historiador de Massachusetts, más conocido por sus posiciones en política exterior, especialmente por su batalla con el presidente Woodrow Wilson en 1919 sobre el Tratado de Versalles. Exigió el control del Congreso sobre las declaraciones de guerra; Wilson se negó y bloqueó su iniciativa de ratificar el tratado con reservas. Como resultado, Estados Unidos nunca se unió a la Sociedad de Naciones.

Lee más  ¿Cuál es el país más peligroso de América Latina?

Organización intergubernamental fundada el 10 de enero de 1920 como resultado de la Conferencia de Paz de París que puso fin a la Primera Guerra Mundial. Fue la primera organización internacional cuya misión principal era mantener la paz mundial. Sus objetivos principales, tal y como se recoge en su Pacto, eran prevenir las guerras mediante la seguridad colectiva y el desarme y resolver las disputas internacionales mediante la negociación y el arbitraje.