¿Qué son los bonos y cuáles los tipos existentes?

Bonos corporativos

El mercado de bonos es, con diferencia, el mayor mercado de valores del mundo y ofrece a los inversores opciones de inversión prácticamente ilimitadas. Muchos inversores están familiarizados con algunos aspectos del mercado, pero a medida que crece el número de nuevos productos, incluso un experto en bonos tiene el reto de seguir el ritmo. Los bonos, que en su día se consideraban un medio para ganar intereses mientras se preservaba el capital, han evolucionado hasta convertirse en un mercado global de 100 billones de dólares que puede ofrecer muchos beneficios potenciales a las carteras de inversión, incluyendo atractivos rendimientos. Antes de abordar las complejidades de este enorme y diverso mercado, es importante entender lo básico: ¿Qué es un bono y cómo pueden los bonos ayudarle a alcanzar sus objetivos de inversión?

Un bono es un préstamo que el comprador de bonos, o tenedor de bonos, hace al emisor de bonos. Los gobiernos, las empresas y los municipios emiten bonos cuando necesitan capital. Un inversor que compra un bono gubernamental está prestando dinero al gobierno. Si un inversor compra un bono corporativo, está prestando dinero a la corporación. Al igual que un préstamo, un bono paga intereses periódicamente y devuelve el capital en un momento determinado, conocido como vencimiento.

Bono que significa finanzas

¿Cuál quiere usted? Eso depende, en primer lugar, de su nivel impositivo. Si su factura fiscal es lo suficientemente grande, le merecerá la pena diversificar su cartera de acciones con bonos municipales, cuyos rendimientos son los más bajos, pero por una muy buena razón: Los pagos de intereses están exentos de impuestos federales sobre la renta.

Lee más  ¿Cómo hacer un logo para una empresa de construcción?

Si los munis no son para usted, la elección de una categoría imponible depende de su tolerancia al riesgo. En términos generales, si quiere tener sólo la renta fija necesaria para diversificar su cartera de acciones, quédese con los bonos del Tesoro, los gobiernos o las empresas con grado de inversión. Hay importantes diferencias entre los tres, pero no se necesita más de uno para estar diversificado, según Steve Lipper, vicepresidente senior de

El S&P 500 perdió un 10,0%, el fondo medio del Tesoro a largo plazo, el fondo medio de los gobiernos de EE.UU. y el fondo medio de las empresas que invierten principalmente en bonos de alta calidad, todos ellos retornaron más del 3,6%, según Lipper Analytical Services. Por su parte, los fondos corporativos de mayor riesgo han obtenido una rentabilidad inferior al 2%, el fondo medio de alto rendimiento ha perdido un 7,2% y el fondo medio de mercados emergentes ha perdido un 27,5%. Otros fondos de deuda extranjera aguantaron mejor, y las distintas clases de fondos respaldados por hipotecas no lo hicieron mal; aun así, se trata de inversiones complicadas que no están pensadas para llenar la parte de bonos de su asignación de activos.

Rendimiento de los bonos

Un bono es un instrumento de renta fija que representa un préstamo hecho por un inversor a un prestatario (normalmente corporativo o gubernamental). Un bono podría considerarse como un pagaré entre el prestamista y el prestatario que incluye los detalles del préstamo y sus pagos. Las empresas, los municipios, los estados y los gobiernos soberanos utilizan los bonos para financiar proyectos y operaciones. Los propietarios de los bonos son deudores o acreedores del emisor.

Lee más  ¿Cuáles son las características de un membrete?

Los gobiernos (a todos los niveles) y las empresas suelen utilizar los bonos para pedir dinero prestado. Los gobiernos necesitan financiar carreteras, escuelas, presas u otras infraestructuras. El gasto repentino de una guerra también puede exigir la necesidad de recaudar fondos.

Del mismo modo, las empresas suelen pedir préstamos para hacer crecer su negocio, para comprar propiedades y equipos, para emprender proyectos rentables, para investigación y desarrollo o para contratar empleados. El problema con el que se encuentran las grandes organizaciones es que suelen necesitar mucho más dinero del que puede proporcionar el banco medio.

Los bonos ofrecen una solución al permitir que muchos inversores individuales asuman el papel de prestamistas. De hecho, los mercados de deuda pública permiten que miles de inversores presten cada uno una parte del capital necesario. Además, los mercados permiten a los prestamistas vender sus bonos a otros inversores o comprar bonos de otros individuos, mucho después de que la organización emisora original haya reunido el capital.

Bonos frente a acciones

Cuando usted compra un bono, está prestando al emisor, que puede ser un gobierno, un municipio o una empresa. A cambio, el emisor se compromete a pagarle un tipo de interés específico durante la vida del bono y a devolverle el principal, también conocido como valor nominal del bono, cuando éste “venza”, es decir, al cabo de un periodo de tiempo determinado.

Riesgo de rescate. La posibilidad de que un emisor de bonos retire un bono antes de su fecha de vencimiento, algo que un emisor podría hacer si los tipos de interés bajan, de forma parecida a como un propietario podría refinanciar una hipoteca para beneficiarse de tipos de interés más bajos.

Lee más  ¿Cuáles son las empresas que más facturan en el mundo?

Los bonos corporativos son valores y, si se ofrecen públicamente, deben registrarse en la SEC. El registro de estos valores puede verificarse mediante el sistema EDGAR de la SEC. Desconfíe de cualquier persona que intente vender bonos no registrados.

La mayoría de los valores municipales emitidos después del 3 de julio de 1995 están obligados a presentar información financiera anual, datos de funcionamiento y avisos de determinados acontecimientos ante la Junta Reguladora de Valores Municipales (MSRB). Esta información está disponible gratuitamente en línea en www.emma.msrb.org. Si el bono municipal no está registrado en la MSRB, esto podría ser una señal de alarma.