¿Cuál es la situación actual de la producción del campo en México?

Exportaciones agrícolas de México

México es un importante productor y exportador mundial de productos agrícolas, captando una parte importante del total de las exportaciones mundiales de cítricos y melones (31%), tomates (24%), pepinos (19%) y frutas tropicales (22%), incluyendo piñas, mangos, aguacates y guayabas (ITC, 2019). El sector agroalimentario es uno de los principales motores de la economía rural de México, representando el 3,3% de su producto interior bruto (PIB) nacional (Banco Mundial, 2019). El sector ha experimentado un importante crecimiento durante los últimos años: El valor de la producción de los cultivos y de la ganadería aumentó un 21% y un 12%, respectivamente, entre 2012 y 2017 (SIAP, 2018b). Las exportaciones y la participación de México en el total de las exportaciones mundiales de productos agrícolas también aumentaron durante el mismo periodo.

El comercio internacional se ha vuelto más importante para la economía mexicana en los últimos 30 años. México tiene actualmente 12 acuerdos de libre comercio con 46 países (Secretaría de Economía, 2015). El Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que ha facilitado el comercio entre Estados Unidos, México y Canadá desde 1994, se ha convertido en la plataforma comercial más importante para México. En septiembre de 2018, los tres países llegaron a un acuerdo para sustituir el TLCAN por el Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá (USMCA), pero el TLCAN sigue en vigor a la espera de la plena ratificación del USMCA. En 2018, México también firmó el Acuerdo Integral y Progresivo de Asociación Transpacífico (CPTPP) y ratificó un Acuerdo Global modernizado con la Unión Europea (UE) (Secretaría de Economía, 2018), lo que probablemente aumentará la diversificación hacia los mercados europeos. Otros mercados importantes con potencial para México son China, que tiene 1.300 millones de consumidores y una clase media en rápido crecimiento, y Centroamérica, con la que comparte hábitos de consumo y gustos.

Lee más  ¿Cómo influye la economía en la vida del hombre?

La producción de trigo en México

México es un país de renta media-alta cuya economía ha crecido de forma constante pero más lentamente que la de otros países de mercados emergentes. México se vio muy afectado por la crisis económica mundial, pero se ha recuperado desde entonces y ha experimentado en general un crecimiento lento pero constante, con un aumento del PIB del 2,5% en 2015. El gobierno promulgó una serie de reformas económicas conocidas como el “Pacto por México” a partir de 2012.

Muchos de los beneficios del crecimiento económico de México se han distribuido de forma desigual, ya que México se encuentra en el primer cuarto de los países con una distribución desigual de los ingresos. Los índices de pobreza se han estancado en los últimos años y casi la mitad de la población vive por debajo del umbral de pobreza nacional, a pesar del aumento de la renta per cápita. Más del 60% de la población pobre de México reside en zonas rurales, y la mayoría depende de la agricultura de subsistencia. En comparación con los estándares internacionales, la productividad agrícola en México es baja. El crecimiento agrícola se ha concentrado en gran medida en el sector agrícola comercial, y los pobres de las zonas rurales no han experimentado, en general, mejoras en la productividad agrícola.

La economía agrícola de México

Tras una década de lento crecimiento, con un promedio del 1,3% anual, el sector agrícola de México se recuperó en 2014, superando el rendimiento de la economía en general y poniendo de manifiesto el carácter anticíclico del sector. Una serie de ineficiencias estructurales, especialmente en relación con la prevalencia actual de los pequeños agricultores y la lenta adopción de la tecnología, siguen limitando el crecimiento. Sin embargo, el aumento de la productividad y de las exportaciones permitió un crecimiento positivo en 2014, una tendencia que se espera que continúe en 2015.

Lee más  ¿Cuáles son los 4 tipos de logotipos?

Aunque el cambio en el panorama económico de México tras la marcada caída de los precios del petróleo parece amenazar las perspectivas de una reforma agrícola a gran escala, las medidas para incentivar la producción mediante la adopción de tecnología, así como el aumento de la integración y el acceso a la financiación entre los pequeños productores, deberían hacer que el sector continúe su recuperación.

Impulsado por las condiciones climáticas favorables, el sector agrícola terminó 2014 con una nota positiva, registrando un crecimiento de la producción y las exportaciones. Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el sector agrícola y ganadero creció un 2,8%, por encima del crecimiento económico global del 2,1%, con un volumen de producción total (incluyendo la pesca) que aumentó marginalmente, pasando de 268 millones de toneladas en 2013 a 269 millones de toneladas en 2014, y alcanzando un valor de 792.000 millones de pesos (53.300 millones de dólares). El desempeño del sector fue particularmente dinámico en el tercer trimestre de 2014, cuando se expandió un 6,8% interanual, impulsado principalmente por el crecimiento de las exportaciones.

Estadísticas agrícolas de México

La agricultura en México ha sido un sector importante de la economía del país tanto histórica como políticamente, aunque ahora represente un porcentaje muy pequeño del PIB de México. México es una de las cunas de la agricultura, ya que los mesoamericanos desarrollaron plantas domesticadas como el maíz, el frijol, el tomate, la calabaza, el algodón, la vainilla, el aguacate, el cacao y varios tipos de especias, entre otros. Los pavos domésticos y los patos de Moscovia eran las únicas aves domesticadas en el periodo prehispánico y se criaban perros pequeños para alimentarse. No había animales domésticos de gran tamaño.

Lee más  ¿Cómo se clasifican las empresas según su forma jurídica?

Durante el período colonial temprano, los españoles introdujeron más plantas y el concepto de cría de animales, principalmente ganado vacuno, caballos, burros, mulas, cabras y ovejas, y animales de corral como gallinas y cerdos[cita requerida] La agricultura desde el período colonial hasta la Revolución Mexicana se centró en grandes propiedades privadas. Después de la Revolución, éstas se desmantelaron y la tierra se redistribuyó. Desde finales del siglo XX, el TLCAN y las políticas económicas han vuelto a favorecer las grandes explotaciones agrícolas comerciales.