¿Qué hacemos para almacenar los alimentos?

Por qué hay que conservar los alimentos de forma segura

Aprenda a almacenar los alimentos de forma segura. La seguridad alimentaria y el almacenamiento de los alimentos en un frigorífico o en un almacén seco forman parte de los pilares de la seguridad alimentaria. Esto significa que es un área fundamental en la cocina que puede ayudar a prevenir la contaminación. El cuarto pilar (almacenamiento de alimentos) puede clasificarse en dos áreas:

Primero en entrar, primero en salir es la regla básica de la rotación de existencias y significa simplemente que los alimentos entregados/comprados que son los primeros en entrar en el frigorífico o en el almacén seco (normalmente también significa que han sido abiertos) deben almacenarse en la parte más delantera de la estantería y utilizarse antes que cualquier otro artículo. De este modo, se rotan las existencias para que ningún alimento acabe caducado, lo que aumenta innecesariamente los costes de alimentación.

En última instancia, las recomendaciones de buenas prácticas deben estar diseñadas para agilizar el cumplimiento de la Seguridad Alimentaria, y el ejemplo anterior es una ilustración perfecta de cómo mantener las buenas prácticas que funcionarán cuando haya mucho trabajo o cuando la cocina esté tranquila.

Al igual que los principios utilizados para el almacenamiento en frío, todos los productos secos deben tener un código de fecha o una fecha de caducidad para garantizar una política de “primero en entrar, primero en salir”.    En las zonas de almacenamiento en seco hay más posibilidades de contaminación química y física que en el almacenamiento en frío, pero también existe la posibilidad de contaminación biológica.

Lee más  ¿Qué cortinas se llevan 2021?

Cuáles son las formas de almacenar alimentos en casa brainly

Hace siglos, las despensas, o “alacenas” como se llamaban entonces, eran un espacio esencial en todos los hogares. Los viajes semanales al mercado eran poco prácticos o imposibles, y las familias dependían de sus despensas para pasar los meses de escasez del invierno.

Hoy en día, la mayoría de la gente vive a poca distancia de la tienda de comestibles, por lo que organizar una despensa en casa puede parecer innecesario. Sin embargo, hay varias razones por las que organizar una despensa para almacenar alimentos a largo plazo es una idea inteligente.

Uno de los mayores beneficios de una despensa casera es que te permite prepararte para emergencias a corto y largo plazo. Hay muchos escenarios que podrían dificultar o imposibilitar el ir a la tienda de comestibles, y Ready.gov tiene una extensa lista de posibles situaciones de emergencia para ilustrar el punto; éstas incluyen todo, desde un ataque biológico hasta una gran tormenta de nieve o una pandemia. Es posible que tus niveles de estrés aumenten una vez que leas la lista – los míos seguro que lo hicieron.Las recomendaciones de Motley Fool Stock Advisor tienen un rendimiento medio del 618%. Por 79 dólares (o sólo 1,52 dólares por semana), únase a más de un millón de miembros y no se pierda sus próximas selecciones de valores. Garantía de devolución del dinero en 30 días. Regístrese ahora

3

En lo que respecta a la conservación de los alimentos, tenemos mucho donde elegir. Para prolongar la longevidad de los alimentos que se utilizan en casa o en su negocio de alimentación, puede utilizar la refrigeración, la congelación, el enlatado, el azucarado, la salazón e incluso el envasado al vacío. Además, los expertos en alimentación investigan constantemente nuevos métodos de conservación para ampliar nuestras opciones.

Lee más  ¿Cómo se hace el humo líquido para cocinar?

Siglos de ensayo y error nos han enseñado los métodos más seguros de conservación de alimentos, a los que debe dar prioridad si quiere conservar la calidad y la higiene de los alimentos almacenados. La buena noticia es que, con la orientación y los materiales adecuados, puede hacerlo fácilmente en cualquier entorno.

La conservación de los alimentos se refiere a los procesos que se utilizan para preparar los alimentos para su almacenamiento seguro y a largo plazo, tanto si piensa utilizarlos en casa como si los prepara en una cocina comercial o los vende directamente a los consumidores. Los métodos de conservación ayudan a inhibir el crecimiento bacteriano y otros tipos de deterioro, lo que significa que los alimentos son seguros y satisfactorios para su consumo en el futuro.

Algunos métodos de conservación de alimentos pueden ser complicados, pero lo más probable es que obtenga una verdadera sensación de satisfacción y orgullo cuando los aplique con éxito. Además, como muchos métodos de conservación requieren precisión y cuidado para mantener la seguridad de los alimentos, reforzarás tu conciencia de los riesgos y las buenas prácticas de higiene alimentaria.

Por qué no se puede poner la carne cruda junto a la cocida

Aunque pueda parecer una parte pequeña de la preparación de los alimentos, la refrigeración desempeña un papel importante en el mantenimiento de la seguridad de los alimentos. La temperatura del frigorífico, el orden de los alimentos en las estanterías y el tiempo que se deja en el frigorífico pueden desempeñar un papel importante en el crecimiento de bacterias u otros patógenos dañinos en los alimentos.

Para evitar que los alimentos alcancen una temperatura en la que los patógenos puedan crecer en ellos, es importante medir la temperatura del frigorífico con frecuencia. Mantener el frigorífico a 5°C o menos garantiza un entorno que minimiza el crecimiento de patógenos.

Lee más  ¿Cómo se miden los hornos eléctricos?

Esto puede ser muy importante, especialmente si hay un corte de luz. Si cuando se enciende, el refrigerador sigue a 41°F o menos, los alimentos son seguros para consumir. Si la temperatura del refrigerador supera los 41°F, los alimentos no deben consumirse ya que existe un mayor riesgo de enfermedades transmitidas por alimentos.

Aunque no parezca importante, el orden incorrecto de los alimentos en los estantes podría promover el crecimiento de patógenos, aumentando el riesgo de enfermedades transmitidas por los alimentos. Los estantes deben estar ordenados de menor a mayor temperatura de cocción, en sentido descendente. Esto se hace para evitar que los jugos u otros líquidos de los alimentos que se cocinan a mayor temperatura contaminen los alimentos que no alcanzan esa temperatura.