¿Cómo ayuda la cebolla para la tos?

Truco de la cebolla para la tos

Puede que sientas curiosidad por los remedios caseros, pero no estás seguro de cómo empezar. ¿Necesitarás muchos ingredientes extraños? Tal vez necesites saber cocinar, o tener montones de botellas y tarros vacíos por ahí. Y si haces algo, ¿lo probará tu familia? Puede parecer más fácil comprar un remedio natural en una tienda.

Conocí este sencillo remedio en una clase de fitoterapia en Londres. Por supuesto, esa misma tarde preparé un poco y quedé encantada con la rapidez con la que las capas de azúcar y cebolla se convierten en jarabe, ¡y con lo bien que sabe el jarabe!

Mientras crecía en la zona rural de Iowa a principios del siglo XX, mi bisabuela utilizaba remedios sencillos para mantener sana a su numerosa familia. ¿Pero qué pasó con esta sabiduría? ¿Por qué la abuela no la continuó con sus propios hijos?

En la década de 1950, la tendencia era comprar alimentos prefabricados, medicamentos, productos de belleza, cualquier tipo de “atajo tecnológico” para demostrar que realmente se vivía bien: mezclas para pasteles, cenas instantáneas, sopas enlatadas y todo tipo de medicamentos. Aunque la abuela también criaba a sus hijos en la granja y hacía muchas cosas ella misma, había perdido la costumbre de hacer medicinas (y, para mi decepción, chucrut) que su propia madre había hecho.

Qué ocurre cuando se echa azúcar en una cebolla

A lo largo de los siglos, la gente ha recurrido a remedios caseros para los resfriados. Colocar una cebolla cortada en la habitación de un enfermo es un “remedio” que se ha transmitido en algunas familias y que se comparte en las redes sociales cada temporada de resfriados y gripe.

Lee más  ¿Cómo cambiar de color una silla barnizada?

La idea es que las cebollas tienen la capacidad de absorber las bacterias y los virus y que realmente “sacarán los gérmenes” de la persona enferma. No hay nada de cierto en estas afirmaciones. La Asociación Nacional de la Cebolla, de hecho, ha dicho que no hay pruebas científicas de que una cebolla cruda cortada absorba los gérmenes o libere el aire de toxinas y venenos.

Las cebollas no proporcionan un buen entorno para que las bacterias o los virus se multipliquen o vivan. Incluso si una cebolla pudiera atraer o eliminar los gérmenes de alguien (lo que es científicamente imposible), no hay nada especial en una cebolla que pueda matar a estos organismos.

Por otro lado, las bacterias y los virus creen que su cuerpo es un lugar ideal para estar. Cuando enfermas, los gérmenes entran en tu cuerpo y se multiplican. Tu cuerpo actúa como “anfitrión”. Esto significa que tu cuerpo proporciona un lugar donde la bacteria o el virus pueden crecer y propagarse. Afortunadamente, tu cuerpo sabe cómo defenderse.

Remedio para el resfriado y los estornudos

Suena como un ladrido, a menudo viene en ataques y hace imposible un sueño reparador: la tos seca es molesta. El resfriado o la gripe que se avecina es la causa más común de la tos seca, ya que los agentes patógenos atacan las membranas mucosas. Al toser, nuestro cuerpo intenta deshacerse de los patógenos.

Sin embargo, normalmente, al cabo de unos días, esta tos seca se convierte en una tos que expulsa las flemas del cuerpo, un reflejo protector que limpia las vías respiratorias y ayuda a su recuperación. Los médicos llaman a esto tos productiva.

Lee más  ¿Cuánto tiempo se deja el bicarbonato de sodio en la cara?

Además de ser el comienzo de un resfriado o una gripe, la tos seca también puede estar causada por una irritación de las vías respiratorias inferiores, como la laringe, la tráquea o los pulmones. Otras causas son los cuerpos extraños en las vías respiratorias, una inflamación de las mismas (asma, bronquitis o laringitis) o la inhalación de contaminantes como el humo, el gas, el polvo o los productos químicos.

La tos seca, en cambio, se define como una tos no productiva. Ya no contribuye a la recuperación e incluso puede ser perjudicial para las mucosas. Aunque la tos productiva no debe suprimirse, tiene sentido detener o al menos contener la tos seca. Junto a algunos productos de venta libre en la farmacia o la parafarmacia, son populares los remedios caseros.

Beneficios de la cebolla

A. Este antiguo remedio casero no es difícil de preparar. Una lectora describió su método: “Cuando mis hijos eran bebés y tenían crup, preparaba jarabe de cebolla en la estufa. Cortaba unas cuantas cebollas por la mitad y las cubría con agua. Primero lo llevaba a ebullición y luego lo cocinaba a fuego lento con agua suficiente para cubrirlo durante un par de horas. Las cebollas se ablandaban y el agua de cocción se convertía en un jarabe. Lo endulzaba con un poco de azúcar o miel, según la edad del niño. Nada funcionaba mejor”.

Otro lector ofreció esto: “Creo de verdad en el jarabe de cebolla. Cuando mi hija era un bebé, tenía cólicos y no paraba de toser. Una amiga mía cortó una cebolla, espolvoreó azúcar por los bordes cortados y esperó unos 30 minutos hasta que el jugo empezó a acumularse. Entonces le dimos al bebé una cucharadita, con un éxito instantáneo. Continuamos dándosela y durmió bien”.

Lee más  ¿Cómo aclarar el color del barniz?

R: Tanto la margarina Promise como la Benecol se lanzaron al mercado como medio para reducir el colesterol. Contienen esteroles vegetales o ésteres de estanoles vegetales. El consumo regular de estos productos en lugar de la mantequilla puede reducir el colesterol LDL entre un 7 y un 12 por ciento (Nutrients, 7 de septiembre de 2018).