¿Qué pasa si mueves mucho a un bebé?

Traumatismo craneoencefálico abusivo

La navegación del sitio utiliza los comandos de las teclas de flecha, enter, escape y barra espaciadora. Las flechas izquierda y derecha se mueven por los enlaces del nivel superior y amplían/cierran los menús de los subniveles. Las flechas hacia arriba y hacia abajo abren los menús del nivel principal y se desplazan por los enlaces de los subniveles. Enter y space abren los menús y escape los cierra también. El tabulador pasa a la siguiente parte del sitio en lugar de recorrer los elementos del menú.

El Síndrome del Bebé Sacudido (también conocido como Síndrome del Impacto Sacudido) es una forma grave de abuso infligido a un niño. Suele ocurrir cuando uno de los padres u otro cuidador sacude a un bebé por ira o frustración, a menudo porque el bebé no deja de llorar.

Los bebés tienen músculos del cuello muy débiles que no pueden sostener completamente sus cabezas proporcionalmente grandes. Las sacudidas fuertes hacen que la cabeza del bebé se mueva violentamente hacia delante y hacia atrás, lo que provoca lesiones cerebrales graves y a veces mortales. Estas fuerzas se exageran si la sacudida se interrumpe al golpear la cabeza del bebé contra una superficie.

Este síndrome se observa principalmente en niños menores de dos años, y la mayoría de los casos se producen antes de que el bebé cumpla un año. La víctima media tiene entre tres y ocho meses de edad. Sin embargo, niños de hasta cuatro años han sido víctimas de este abuso. El autor de los abusos suele ser el padre, el novio de la madre, la niñera o la madre. Los padres que sufren estrés debido a situaciones ambientales, sociales, biológicas o financieras pueden ser más propensos a un comportamiento impulsivo y violento. Los implicados en la violencia doméstica y/o el abuso de sustancias pueden tener un mayor riesgo de infligir este abuso.

Qué puede ocurrir si no se sostiene el cuello del bebé

El síndrome del bebé zarandeado puede producirse a partir de tan sólo 5 segundos de sacudidas.Las lesiones del bebé zarandeado suelen producirse en niños menores de 2 años, pero pueden verse en niños de hasta 5 años.Cuando un bebé o niño pequeño es zarandeado, el cerebro rebota contra el cráneo. Esto puede provocar hematomas en el cerebro (contusión cerebral), hinchazón, presión y hemorragia cerebral. Las grandes venas de la parte exterior del cerebro pueden desgarrarse, provocando más hemorragias, hinchazón y aumento de la presión. Esto puede causar fácilmente un daño cerebral permanente o la muerte.Sacudir a un bebé o a un niño pequeño puede causar otras lesiones, como daños en el cuello, la columna vertebral y los ojos.Causas

Lee más  ¿Qué comida se le puede dar a un bebé de 4 meses?

En la mayoría de los casos, un padre o cuidador enfadado sacude al bebé para castigarlo o tranquilizarlo. Este tipo de sacudidas suele producirse cuando el bebé llora desconsoladamente y el cuidador frustrado pierde el control. Muchas veces, el cuidador no tenía intención de dañar al bebé. Sin embargo, es una forma de maltrato infantil. Las lesiones son más probables cuando se sacude al bebé y luego su cabeza golpea algo. Incluso el golpe de un objeto blando, como un colchón o una almohada, puede ser suficiente para dañar a los recién nacidos y a los bebés pequeños. El cerebro de los niños es más blando, los músculos y ligamentos del cuello son débiles y sus cabezas son grandes y pesadas en proporción a su cuerpo. El resultado es un tipo de latigazo cervical, similar al que se produce en algunos accidentes de coche.El síndrome del bebé sacudido no es consecuencia de un rebote suave, de un balanceo juguetón o de lanzar al niño al aire, ni de hacer footing con él. También es muy poco probable que se produzca por accidentes como caídas de sillas o escaleras, o por dejarse caer accidentalmente de los brazos de un cuidador. Las caídas cortas pueden causar otros tipos de lesiones en la cabeza, aunque suelen ser leves.Síntomas

Cuello del bebé

El síndrome del bebé sacudido puede producirse a partir de tan sólo 5 segundos de sacudidas.Las lesiones del bebé sacudido suelen producirse en niños menores de 2 años, pero pueden verse en niños de hasta 5 años.Cuando un bebé o niño pequeño es sacudido, el cerebro rebota contra el cráneo. Esto puede provocar hematomas en el cerebro (contusión cerebral), hinchazón, presión y hemorragia cerebral. Las grandes venas de la parte exterior del cerebro pueden desgarrarse, provocando más hemorragias, hinchazón y aumento de la presión. Esto puede causar fácilmente un daño cerebral permanente o la muerte.Sacudir a un bebé o a un niño pequeño puede causar otras lesiones, como daños en el cuello, la columna vertebral y los ojos.Causas

Lee más  ¿Qué pasa si me dejó el agua de arroz en la cara toda la noche?

En la mayoría de los casos, un padre o cuidador enfadado sacude al bebé para castigarlo o tranquilizarlo. Este tipo de sacudidas suele producirse cuando el bebé llora desconsoladamente y el cuidador frustrado pierde el control. Muchas veces, el cuidador no tenía intención de dañar al bebé. Sin embargo, es una forma de maltrato infantil. Las lesiones son más probables cuando se sacude al bebé y luego su cabeza golpea algo. Incluso el golpe de un objeto blando, como un colchón o una almohada, puede ser suficiente para dañar a los recién nacidos y a los bebés pequeños. El cerebro de los niños es más blando, los músculos y ligamentos del cuello son débiles y sus cabezas son grandes y pesadas en proporción a su cuerpo. El resultado es un tipo de latigazo cervical, similar al que se produce en algunos accidentes de coche.El síndrome del bebé sacudido no es consecuencia de un rebote suave, de un balanceo juguetón o de lanzar al niño al aire, ni de hacer footing con él. También es muy poco probable que se produzca por accidentes como caídas de sillas o escaleras, o por dejarse caer accidentalmente de los brazos de un cuidador. Las caídas cortas pueden causar otros tipos de lesiones en la cabeza, aunque suelen ser leves.Síntomas

Síndrome del bebé sacudido síntoma

El desencadenante número 1 y la causa más común del síndrome del bebé sacudido es el llanto del bebé (y el movimiento violento que un padre frustrado utiliza para sacudir la cabeza del bebé, generalmente azotándolo aproximadamente 1 o 2 pies hacia adelante y hacia atrás).

Me complace informar de que, en los últimos 15 años, se ha enseñado a millones de padres las 5 S del Bebé más Feliz para imitar los ritmos relajantes del vientre materno y activar el Reflejo Calmante, y calmar rápidamente el llanto de su bebé.

Lee más  ¿Qué tipo de colchón es mejor?

Las caídas accidentales, incluso por las escaleras, no suelen ser la causa de las lesiones cerebrales en los bebés. Las caídas del hogar desde los muebles o por las escaleras suelen provocar traumatismos menores. Las lesiones por impacto a gran velocidad, las caídas desde alturas extremas o las caídas sobre superficies extremadamente duras ofrecen la posibilidad de que se produzcan lesiones más graves, como las que se observan en las lesiones por SBS.

Los movimientos menores -como el balanceo de las 5 S (o, como yo lo describo, el meneo de la cabeza de gelatina)- son perfectamente seguros. Para muchos bebés, el movimiento de sacudida es la clave para calmarlos (pequeños movimientos rápidos, de 1 a 2 pulgadas hacia adelante y hacia atrás, como una cabeza de chorlito). Las 5 S son tan efectivas para calmar, que incluso ayudan a muchos bebés con cólicos.