¿Qué pasa si mi bebé no duerme durante el día?

Regresión del sueño

Los recién nacidos aún no distinguen el día y la noche. Duermen las veinticuatro horas del día y, como sus pequeños estómagos no retienen suficiente leche materna o de fórmula para mantenerlos satisfechos durante mucho tiempo, se despiertan a menudo para comer, sin importar la hora del día o de la noche.

Los recién nacidos que duermen durante períodos más largos deben ser despertados para alimentarse. Despierta a tu bebé cada tres o cuatro horas para que coma hasta que muestre un buen aumento de peso, lo que suele ocurrir en las dos primeras semanas. Después, no hay problema en dejar que el bebé duerma durante más tiempo por la noche.

Los primeros meses de vida del bebé pueden ser los más duros para los padres, que pueden levantarse muchas veces por la noche para atenderlo. Cada bebé tiene un patrón de sueño diferente. Algunos empiezan a dormir “toda la noche” (durante 5-6 horas seguidas) a los 2-3 meses de edad, pero otros no.

Durante las primeras semanas de vida del bebé, algunos padres optan por compartir la habitación. Compartir la habitación es colocar la cuna, la cuna portátil, el patio de juegos o el moisés de tu bebé en tu propia habitación en lugar de en una habitación infantil separada. De este modo, el bebé se mantiene cerca y se le ayuda a alimentarlo, consolarlo y vigilarlo por la noche. La Academia Americana de Pediatría (AAP) recomienda compartir la habitación sin compartir la cama.

Lee más  ¿Cuántos puntos lleva un gorro de lana para niños?

El bebé cansado que llora no quiere dormir

Dormir hasta tarde es un deseo de muchos padres. En realidad, la idea de que los bebés dormirán más tarde si se les acuesta más tarde es un mito común. Los bebés duermen mejor, más tiempo y lloran menos si se les acuesta pronto por la noche. Los bebés que se acuestan tarde suelen estar “demasiado cansados”, aunque parezcan tener energía.

Busca las “señales de sueño” de tu bebé que te indican cuándo está cansado. Aprovecha el momento antes de que pase la “ventana del sueño”. Los primeros signos de cansancio -frotarse los ojos, bostezar, ir más despacio- deberían indicar la transición a la rutina de acostarse. Esto puede ocurrir a partir de las 18:00 o 19:00 horas en el caso de los bebés.

Muchos padres no sueñan más que con conseguir que su bebé duerma toda la noche. La mayoría de los bebés tienen la capacidad de aguantar 8 horas o más sin alimentarse cuando tienen alrededor de 4 meses y pesan al menos 16 libras. Si los bebés de esta edad y etapa se siguen despertando en mitad de la noche, el problema no suele ser el despertar… sino el volver a dormir.

Las siestas de los bebés

Los recién nacidos aún no tienen el sentido del día y la noche. Duermen las veinticuatro horas del día y, como sus pequeños estómagos no retienen suficiente leche materna o de fórmula para mantenerlos satisfechos durante mucho tiempo, se despiertan a menudo para comer, sin importar la hora del día o de la noche.

Los recién nacidos que duermen durante períodos más largos deben ser despertados para alimentarse. Despierta a tu bebé cada tres o cuatro horas para que coma hasta que muestre un buen aumento de peso, lo que suele ocurrir en las dos primeras semanas. Después, no hay problema en dejar que el bebé duerma durante más tiempo por la noche.

Lee más  ¿Cuánto tiempo comen cada 3 horas los bebés?

Los primeros meses de vida del bebé pueden ser los más duros para los padres, que pueden levantarse muchas veces por la noche para atenderlo. Cada bebé tiene un patrón de sueño diferente. Algunos empiezan a dormir “toda la noche” (durante 5-6 horas seguidas) a los 2-3 meses de edad, pero otros no.

Durante las primeras semanas de vida del bebé, algunos padres optan por compartir la habitación. Compartir la habitación es colocar la cuna, la cuna portátil, el patio de juegos o el moisés de tu bebé en tu propia habitación en lugar de en una habitación infantil separada. De este modo, el bebé se mantiene cerca y se le ayuda a alimentarlo, consolarlo y vigilarlo por la noche. La Academia Americana de Pediatría (AAP) recomienda compartir la habitación sin compartir la cama.

El bebé se niega a dormir la siesta

Los recién nacidos y los bebés de corta edad suelen adormecerse mientras se alimentan. Los bebés de 6 meses o más son menos propensos a quedarse dormidos mientras se alimentan. También pueden aprender a mantenerse despiertos y los padres pueden tener que idear nuevas estrategias para ayudar a su bebé mayor a relajarse y dormirse.

Los niños pequeños necesitan, por término medio, entre 10 y 12 horas de sueño por noche, y siguen necesitando siestas diurnas. La rutina de sueño nocturno de un niño pequeño puede verse gravemente alterada si no duerme lo suficiente durante el día, o si la siesta de la tarde está demasiado cerca de la hora de acostarse. Señales de cansancio Intenta tranquilizar a tu hijo para que duerma la siesta antes de que se canse demasiado y se ponga demasiado nervioso para relajarse. Los signos de cansancio en niños de distintas edades son los siguientes    El sueño insuficiente causa problemas Los niños de todas las edades necesitan dormir y descansar adecuadamente. Los bebés pueden tener problemas para alimentarse correctamente o para terminar sus tomas si están cansados. Los bebés mayores y los niños pequeños pueden ser más difíciles de manejar, ya que el cansancio suele traducirse en mal humor y lágrimas.