¿Qué hacer para evitar las convulsiones?

Prevención de la epilepsia ppt

Descargo de responsabilidad sobre el contenido El contenido de este sitio web se proporciona únicamente con fines informativos. La información sobre una terapia, un servicio, un producto o un tratamiento no respalda en modo alguno dicha terapia, servicio, producto o tratamiento y no pretende sustituir el consejo de su médico u otro profesional sanitario registrado. La información y los materiales contenidos en este sitio web no pretenden constituir una guía completa sobre todos los aspectos de la terapia, el producto o el tratamiento descritos en el sitio web. Se insta a todos los usuarios a que busquen siempre el asesoramiento de un profesional de la salud registrado para obtener un diagnóstico y respuestas a sus preguntas médicas y para determinar si la terapia, el servicio, el producto o el tratamiento concretos descritos en el sitio web son adecuados en sus circunstancias. El Estado de Victoria y el Departamento de Salud no asumirán ninguna responsabilidad por la confianza que cualquier usuario deposite en los materiales contenidos en este sitio web.

Cosas que hay que evitar con la epilepsia

La prevención de las crisis y otros problemas debe formar parte del control de las crisis. Esto significa colaborar con el equipo sanitario para controlar las crisis lo mejor posible. Las formas de prevenir las crisis y otros problemas deben incluir la toma regular de los medicamentos anticonvulsivos, ya que los problemas para tomar los medicamentos son uno de los mayores riesgos de las crisis incontroladas. Las personas también pueden ajustar su estilo de vida y su entorno para reducir la posibilidad de sufrir convulsiones. A continuación, se pueden tomar medidas para abordar los factores de riesgo de las convulsiones y otros problemas.

Lee más  ¿Cómo enseñar a un perro salchicha a ir al baño?

Cómo prevenir las convulsiones en los adultos

La epilepsia, también llamada trastorno convulsivo, es una enfermedad del cerebro que provoca convulsiones recurrentes y no provocadas. La epilepsia interrumpe las funciones eléctricas normales del cerebro con ráfagas anormales de energía eléctrica.

Aunque la epilepsia es la cuarta enfermedad neurológica más común, a veces puede ser difícil de diagnosticar. La epilepsia puede estar causada por diversos factores, desde la genética hasta los cambios estructurales en el cerebro. Su equipo asistencial trabajará con usted para determinar la causa y las mejores opciones de tratamiento.

La epilepsia y las convulsiones pueden aparecer en cualquier momento de la vida de una persona. De hecho, una de cada 26 personas desarrollará epilepsia. Los nuevos casos son más frecuentes en los niños pequeños, sobre todo en el primer año de vida. Sin embargo, los casos también aumentan después de los 55 años, a medida que las personas desarrollan accidentes cerebrovasculares, tumores cerebrales y la enfermedad de Alzheimer.

Las crisis de cada persona son diferentes. Algunas pueden durar unos segundos mientras que otras pueden durar minutos. Es importante saber que algunas convulsiones presentan otros síntomas, como entumecimiento, alteración del habla y confusión repentina.

Qué hacer si alguien tiene una convulsión

Si alguna vez has sido testigo de una convulsión de alguien, es muy aterrador. ¿Cómo puedes ayudarles? ¿Qué debe hacer? Es importante entender primero la diferencia entre epilepsia y convulsiones.

La epilepsia es una enfermedad crónica que provoca convulsiones repetidas y no provocadas. Las convulsiones son causadas por ráfagas de actividad eléctrica en el cerebro que no son normales. Las convulsiones pueden causar problemas de control muscular, movimiento, habla, visión o conciencia.

Lee más  ¿Qué son las nanas y ejemplos?

El tratamiento de la epilepsia puede incluir la prescripción de medicamentos para ayudar a controlar las convulsiones. Sin embargo, el tratamiento de la epilepsia se basa en su historial médico individual. Si cree que su hijo puede tener epilepsia, es importante discutir el plan de tratamiento de su hijo con su proveedor para que pueda vivir lo más normalmente posible. Otros tratamientos pueden incluir la estimulación nerviosa, la cirugía y las medicinas alternativas.

La epilepsia suele estar asociada a otros problemas de salud, como la depresión, la ansiedad, las migrañas y la obesidad. Si experimenta otros síntomas, es importante que los comparta con su proveedor.