¿Qué hacer para descongestionar la nariz de un bebé?

Limpiar la nariz del bebé

Un rito común de paso a la paternidad es limpiar la nariz del bebé por primera vez. Puede dar miedo y a menudo hay que llorar. Pero no te preocupes, será más fácil. Con suerte, estos remedios caseros naturales pueden ayudar a que la experiencia sea un poco menos estresante y te ayuden a limpiar la nariz de tu bebé como un profesional.

Aparte de los signos evidentes de un resfriado o una infección, si tu bebé resopla, tiene una respiración ruidosa, le cuesta alimentarse o está muy irritable, podría deberse a que tiene la nariz tapada. Otra señal de que tu bebé está congestionado es que respira por la boca.

Si tu bebé está realmente congestionado y tiene problemas para respirar, puede ser un poco preocupante, sobre todo a la hora de dormir y comer. Aquí tienes algunas formas naturales de ayudar a despejar la nariz de tu bebé, para que ambos se sientan aliviados.

Intenta inclinar la cabeza de tu bebé hacia atrás y rociar o exprimir un par de gotas dentro de la nariz. A continuación, hazle pasar un rato boca abajo o ponle de lado para que drene la mucosidad. Ten a mano un pañuelo suave para limpiarle la nariz.

Solución salina para bebés

Cuando tienes un bebé, hay muchos sonidos que no te cansas de escuchar, como esos adorables chillidos, arrullos y gruñidos. Pero si tu bebé tiene la nariz tapada y parece que tiene problemas para respirar, hasta el padre más experimentado puede preocuparse.

Lee más  ¿Qué corte de carne se le da a los bebés?

Una forma de añadir humedad es con un humidificador. Coloca un humidificador de vapor frío en la habitación del bebé, cerca de la cuna, pero fuera de su alcance. Límpialo y sécalo regularmente para evitar que crezcan bacterias o moho en su interior.

“A veces es difícil saber si un recién nacido está enfermo”, dice el Dr. Danan. “Un simple resfriado puede convertirse en algo más grave, como un crup o una neumonía. Si a tu bebé le cuesta respirar o parece respirar rápidamente, ponte en contacto con tu pediatra de inmediato.”

¿Debo despertar al bebé para limpiarle la nariz?

Tu bebé tiene la nariz tapada y te preguntas qué debes hacer. Ten por seguro que es muy común que los bebés tengan congestión nasal de vez en cuando, sobre todo cuando son recién nacidos. A menudo, la congestión nasal de tu bebé no es nada preocupante y puede tratarse fácilmente con remedios caseros.

Ten en cuenta que las narices de los bebés son pequeñas, con conductos nasales diminutos. Por eso, es posible que tu bebé estornude a menudo. Estos estornudos no significan necesariamente que esté resfriado, sino que son la forma natural que tiene su cuerpo de limpiar la nariz de sustancias irritantes. A continuación encontrarás todo lo que necesitas saber sobre la congestión de los bebés, incluyendo cómo ayudar a tu bebé cuando tiene la nariz tapada y cuándo llamar al médico.

Mientras la congestión de tu bebé no vaya acompañada de otros síntomas ni interfiera en su alimentación o respiración, lo más probable es que no haya motivo de preocupación. Al nacer, es normal que los bebés estén congestionados. Suelen tener un poco de líquido amniótico en la nariz que puede provocar congestión durante los primeros días después del nacimiento.

Lee más  ¿Cuál es la mejor leche de fórmula para bebés?

¿Pueden los bebés respirar por la boca?

Una de las dolencias más comunes de los recién nacidos es la congestión. Si tienes un bebé congestionado en tus manos, seguramente estarás preocupada y estarás buscando formas de ayudar a tu pequeño a respirar mejor. ¡Estás de suerte! Este post de los expertos en bebés de Mustela te lo explica.

Es importante identificar el tipo de congestión que molesta a tu bebé para saber cómo cuidarlo correctamente. Los dos tipos de congestión que más pueden afectar a tu bebé son la congestión nasal y la congestión torácica.

La congestión nasal es la más común de las dos. En el caso de la congestión nasal, tu bebé tendrá la nariz tapada o congestionada. Esto puede dificultar la alimentación de tu bebé, aunque seguirá mostrando interés por las tomas.

Si la congestión se produce en el pecho, significa que hay líquido en los pulmones o en las vías respiratorias. Este tipo de congestión puede asustar, pero respira hondo porque es la menos común de las dos, especialmente en los bebés pequeños.

Los bebés se enfrentan a un gran número de enfermedades en su primer o segundo año de vida. Desde afecciones de la piel, como eczemas y sarpullidos, hasta el resfriado común y otras infecciones comunes, los bebés lo pasan mal al principio debido a la debilidad de su sistema inmunitario. Un bebé congestionado es casi tan común como un bebé con los senos nasales despejados.