¿Qué hacer cuando una persona empieza a convulsionar?

Tratamiento de las convulsiones

Las convulsiones tónico-clónicas, antes conocidas como convulsiones de gran mal, constan de dos etapas: una fase tónica y una fase clónica. Estas convulsiones intensas pueden ser aterradoras de experimentar u observar, ya que los espasmos musculares extremos pueden detener temporalmente la respiración.

La convulsión puede comenzar con una convulsión parcial simple o compleja conocida como aura. La persona puede experimentar sensaciones anormales, como un olor particular, vértigo, náuseas o ansiedad. Si la persona está familiarizada con las convulsiones, puede reconocer los signos de advertencia de una convulsión a punto de comenzar.

Cuando comienza la convulsión tónico-clónica, la persona pierde el conocimiento y puede caer. Los fuertes espasmos tónicos de los músculos pueden forzar la salida de aire de los pulmones, dando lugar a un grito o gemido, aunque la persona no sea consciente de su entorno. Puede salir saliva o espuma de la boca. Si la persona se muerde inadvertidamente la lengua o la mejilla, puede verse sangre en la saliva.

Los movimientos espasmódicos afectan a la cara, los brazos y las piernas, y se vuelven intensos y rápidos. Al cabo de uno a tres minutos, los movimientos espasmódicos se ralentizan y el cuerpo se relaja, a veces incluso el intestino o la vejiga. La persona puede soltar un profundo suspiro y volver a una respiración más normal.

Qué se siente en una convulsión

La navegación del sitio utiliza los comandos de las teclas de flecha, enter, escape y barra espaciadora. Las flechas izquierda y derecha se mueven por los enlaces de nivel superior y amplían/cierran los menús de los subniveles. Las flechas hacia arriba y hacia abajo abren los menús de nivel principal y se desplazan por los enlaces de los subniveles. Enter y space abren los menús y escape los cierra también. El tabulador pasará a la siguiente parte del sitio en lugar de recorrer los elementos del menú.

Lee más  ¿Cuántas veces al día debe comer un bebé de 7 meses?

La epilepsia es un trastorno del cerebro caracterizado por convulsiones repetidas. Una convulsión suele definirse como una alteración repentina del comportamiento debida a un cambio temporal en el funcionamiento eléctrico del cerebro. Normalmente, el cerebro genera continuamente pequeños impulsos eléctricos en un patrón ordenado. Estos impulsos viajan por las neuronas -la red de células nerviosas del cerebro- y por todo el cuerpo a través de unos mensajeros químicos llamados neurotransmisores.

En la epilepsia, los ritmos eléctricos del cerebro tienden a desequilibrarse, dando lugar a crisis recurrentes. En los pacientes con convulsiones, el patrón eléctrico normal se ve alterado por ráfagas repentinas y sincronizadas de energía eléctrica que pueden afectar brevemente a su conciencia, movimientos o sensaciones.

Convulsión de aura

La epilepsia, también llamada trastorno convulsivo, es una enfermedad del cerebro que provoca convulsiones recurrentes y no provocadas. La epilepsia interrumpe las funciones eléctricas normales del cerebro con ráfagas anormales de energía eléctrica.

Aunque la epilepsia es la cuarta enfermedad neurológica más común, a veces puede ser difícil de diagnosticar. La epilepsia puede estar causada por diversos factores, desde la genética hasta los cambios estructurales en el cerebro. Su equipo asistencial trabajará con usted para determinar la causa y las mejores opciones de tratamiento.

La epilepsia y las convulsiones pueden aparecer en cualquier momento de la vida de una persona. De hecho, una de cada 26 personas desarrollará epilepsia. Los nuevos casos son más frecuentes en los niños pequeños, sobre todo en el primer año de vida. Sin embargo, los casos también aumentan después de los 55 años, a medida que las personas desarrollan accidentes cerebrovasculares, tumores cerebrales y la enfermedad de Alzheimer.

Lee más  ¿Qué se debe de tomar para evitar las convulsiones?

Las crisis de cada persona son diferentes. Algunas pueden durar unos segundos, mientras que otras pueden durar minutos. Es importante saber que algunas convulsiones presentan otros síntomas, como entumecimiento, alteración del habla y confusión repentina.

Convulsión de gran mal

La formación de certificación en reconocimiento de convulsiones y primeros auxilios proporciona información para aumentar los conocimientos, las habilidades y la confianza en el reconocimiento de las convulsiones y la administración segura de los primeros auxilios en caso de convulsiones. Los procedimientos de primeros auxilios del curso reflejan el estándar de conocimiento y las mejores prácticas actuales. Los participantes que completen con éxito el curso recibirán una certificación de dos años. El curso dura aproximadamente 90 minutos.

Saber cómo ayudar a alguien durante una convulsión puede marcar la diferencia y salvar una vida. Aunque hay muchos tipos diferentes de convulsiones, las personas que sufren convulsiones pueden estar confundidas, no ser conscientes de lo que ocurre o estar inconscientes. Una persona puede resultar herida durante una convulsión, una convulsión puede durar demasiado tiempo o las convulsiones pueden agruparse.

Este programa está designado para que los Especialistas Certificados en Educación para la Salud (CHES) y/o los Especialistas Maestros Certificados en Educación para la Salud (MCHES) reciban hasta 1,5 horas contacto totales de educación de Categoría I. El máximo de horas de contacto de educación continua de nivel avanzado disponibles es 0. Provider ID#: 121739