¿Qué es herpangina Cómo se contagia?

¿Cuánto dura la herpangina en los adultos?

La herpangina, también llamada ampollas bucales, es una dolorosa infección bucal causada por los virus de Coxsackie. Por lo general, la herpangina es producida por una cepa concreta del virus Coxsackie A (y el término “virus de la herpangina” se refiere al virus Coxsackie A),[1] pero también puede ser causada por el virus Coxsackie B o los ecovirus.[2] La mayoría de los casos de herpangina se producen en verano,[3] afectando sobre todo a los niños. Sin embargo, ocasionalmente se produce en adolescentes y adultos. Se caracterizó por primera vez en 1920[4].

Los síntomas incluyen fiebre repentina con dolor de garganta, dolor de cabeza, pérdida de apetito y, a menudo, dolor de cuello. A los dos días del inicio, se forman una media de cuatro o cinco (pero a veces hasta veinte) bultos grisáceos de 1 a 2 mm de diámetro que se convierten en vesículas rodeadas de enrojecimiento. En las siguientes 24 horas, éstas se convierten en úlceras poco profundas, que rara vez superan los 5 mm de diámetro y que se curan en uno a siete días. Estas lesiones aparecen con mayor frecuencia en los pilares amigdalinos (adyacentes a las amígdalas), pero también en el paladar blando, las amígdalas, la úvula o la lengua[5].

¿Cuánto dura la herpangina?

La herpangina es una infección vírica de la boca que, en la mayoría de los casos, está causada por una cepa concreta del coxsackievirus del grupo A, pero también por el coxsackievirus del grupo B, el echovirus y el enterovirus 71. Afecta más a los niños que a los adultos. El síntoma distintivo de la herpangina son las pequeñas úlceras o lesiones en forma de ampolla en el paladar y en la parte posterior de la garganta, que suelen ser dolorosas. En general, se considera una afección no grave que suele desaparecer en menos de 10 días[1]. Los grupos de virus que causan la herpangina son muy contagiosos[2].

Lee más  ¿Qué características tiene un bebé con síndrome de Down?

En la mayoría de los casos, la herpangina está causada por una cepa particular de coxsackievirus del grupo A, pero también por coxsackievirus del grupo B, echovirus y enterovirus 71. El coxsackievirus es un enterovirus, y está relacionado con el poliovirus, el echovirus y otros enterovirus. Estos virus son comunes y se propagan por contacto entre personas, objetos contaminados como picaportes y cubiertos, infección por gotas y por agua contaminada[3].

Complicaciones de la herpangina

El virus Coxsackie puede producir una gran variedad de síntomas. Aproximadamente la mitad de los niños infectados no presentan síntomas. Otros presentan repentinamente fiebre alta, dolor de cabeza y dolores musculares, y algunos también desarrollan dolor de garganta, molestias abdominales o náuseas.  Un niño con una infección por el virus Coxsackie puede sentirse simplemente acalorado pero no tener ningún otro síntoma. En la mayoría de los niños, la fiebre dura unos 3 días y luego desaparece.

Las madres pueden transmitir la infección a sus recién nacidos durante o justo después del parto. Los bebés tienen más riesgo de sufrir una infección grave, como miocarditis, hepatitis y meningoencefalitis (una inflamación del cerebro y las meninges). En los recién nacidos, los síntomas pueden aparecer en las dos semanas siguientes al nacimiento.

Los virus Coxsackie son muy contagiosos. Pueden transmitirse de persona a persona a través de las manos sin lavar y las superficies contaminadas por las heces. También pueden propagarse a través de las gotitas de líquido que se esparcen en el aire cuando alguien estornuda o tose.

Cuando un brote afecta a una comunidad, el riesgo de infección por el virus Coxsackie es mayor entre los bebés y los niños menores de 5 años. El virus se propaga fácilmente en entornos grupales como escuelas, guarderías y campamentos de verano. Las personas son más contagiosas la primera semana que están enfermas.

Lee más  ¿Cuánto tiempo comen cada 3 horas los bebés?

La herpangina contagia a los adultos

Puede que no esté familiarizado con el término herpangina, pero lo más probable es que conozca a alguien que haya sufrido esta afección tan común. Esta dolencia, que provoca la aparición de llagas dolorosas y con forma de ampolla en la parte posterior de la garganta, se da con mayor frecuencia en niños de 3 a 10 años.

Esta enfermedad está causada por un virus, y los síntomas más comunes son el dolor de garganta y el rechazo a comer o beber, que se deriva de la presencia de pequeñas y dolorosas ampollas y úlceras situadas en la parte posterior de la garganta. Esta enfermedad también puede ir acompañada de fiebre alta, dolor de cabeza, inflamación de los ganglios linfáticos, dolor de cuello, vómitos y cansancio general.

La enfermedad de manos, pies y boca (HFMD) es otra enfermedad infantil similar a la herpangina. Ambas infecciones están causadas por enterovirus y pueden provocar fiebre y falta de apetito. En el caso de la EMPB, las llagas suelen estar más cerca de la parte delantera de la boca, mientras que las de la herpangina se localizan en el paladar blando, las amígdalas y la garganta. Los niños con EMPB también suelen tener llagas en las manos, los pies y, en ocasiones, en las nalgas.