¿Qué alimentos comer para no tener sueño?

Alimentos para dormir

Los altos niveles de cafeína en el chocolate lo convierten en una mala elección para picar a última hora de la noche. Durante las últimas etapas del sueño, el consumo de cafeína puede hacer que el movimiento ocular rápido (REM) se produzca con más frecuencia, por lo que es más probable que te sientas aturdido a la mañana siguiente de la noche anterior.

Los quesos fuertes o curados, así como las carnes en conserva como el beicon, el jamón y el salchichón, contienen naturalmente altos niveles del aminoácido tiramina, que nos hace sentir alerta. La tiramina hace que la glándula suprarrenal libere la hormona de “lucha o huida”, que aumenta el estado de alerta durante varias horas.

Los alimentos picantes, como el curry, la salsa picante y la mostaza, contienen altos niveles de capsaicina. Esta sustancia química eleva la temperatura corporal al interferir en el proceso de termorregulación del cuerpo, lo que, a su vez, interrumpe el sueño. Si esto se suma a los altos niveles de energía necesarios para digerir las especias, puedes despedirte de un sueño profundo.

Los alimentos azucarados, como los helados y los dulces, hacen que los niveles de azúcar en sangre se disparen al principio, y luego se desploman mientras se duerme. La bajada de azúcar en sangre alerta a las glándulas suprarrenales de que hay una emergencia, lo que, a su vez, aumenta los niveles de cortisol y despierta al cuerpo del sueño.

Alimentos que evitan la somnolencia

No dormir lo suficiente por la noche puede hacer que nos sintamos irritables y cansados al día siguiente, y si ocurre con regularidad, también puede causar problemas a más largo plazo. Además de afectar a la cognición, la concentración y la capacidad de recuperación mental, dormir mal se ha relacionado con enfermedades crónicas y problemas cardiovasculares. La nutrición y los patrones de alimentación desempeñan un papel crucial en la higiene del sueño, y algunos de los alimentos que consume podrían estar contribuyendo a mantenerle despierto por la noche.

Lee más  ¿Cuál es la medida para hacer una diadema para bebé?

Al igual que el cerebro, el sistema digestivo está programado para descansar por la noche. Esto significa que si comes demasiado cerca de la hora de acostarte, tu sistema digestivo no está preparado para procesarlo. Como resultado, puede experimentar síntomas digestivos incómodos que pueden interrumpir su sueño, como el estreñimiento, la hinchazón y el reflujo ácido. Para evitarlo, debes procurar comer al menos dos o tres horas antes de irte a dormir, pero también es importante tener en cuenta los alimentos que ingieres.

Como estimulante psicoactivo, es bien sabido que la cafeína interrumpe el sueño. Esto se debe a que la cafeína aumenta los niveles de cortisol, que funciona de forma inversa a la hormona del sueño, la melatonina, necesaria para dormir. Las hormonas melatonina y serotonina son esenciales para ayudar a conciliar el sueño.

Qué comer antes de acostarse

Dormir bien por la noche puede depender de lo que comas en las horas previas a acostarte. Se sabe que ciertos alimentos calman el cerebro y ayudan a conciliar el sueño, por lo que comer lo adecuado por la noche es sin duda parte de la receta para una buena noche de sueño.

La investigación ha descubierto que ciertos nutrientes pueden desempeñar un papel subyacente en la duración del sueño, ya sea corto o largo. Para un sueño más prolongado y de mayor calidad es importante consumir licopeno (presente en los alimentos de color rojo y naranja), hidratos de carbono, vitamina C, selenio (presente en los frutos secos, la carne y el marisco) y más luteína/zeaxantina (presente en las verduras de hoja verde, ricas en calcio que reducen el estrés).

Lee más  ¿Cómo tejer en crochet un gorro para bebé?

El mejor tentempié es el que contiene hidratos de carbono complejos y proteínas para optimizar los niveles de triptófano. Las proteínas ayudan a mantener un nivel estable de azúcar en sangre mientras se duerme y hacen que el cuerpo pase del ciclo de alerta de la adrenalina al modo de descanso y digestión, mientras que los carbohidratos complejos aumentan la disponibilidad de triptófano en el torrente sanguíneo. El triptófano es el aminoácido que el cuerpo utiliza para producir la serotonina y la melatonina que inducen al sueño, los neurotransmisores relajantes que ralentizan el tráfico nervioso y detienen el zumbido del cerebro.

Alimentos con melatonina

Cuando uno se siente cansado, lo primero a lo que recurre mucha gente es al consumo de cafeína. Con el bombardeo de marketing en torno a las bebidas energéticas y a las bebidas con alto contenido en cafeína, es fácil entender por qué es la primera solución que viene a la mente.

Sin embargo, la cafeína y las bebidas con alto contenido en azúcar están lejos de ser las opciones más nutritivas para quienes buscan más energía para arrancar su día. Aquí tienes un puñado de grandes opciones de alimentos energéticos que te darán el impulso que necesitas.

Esta fruta llena de potasio es muy popular, debido en gran medida a su popularidad durante todo el año y a su bajo precio por libra. Pero además de ser un fácil tentempié para el desayuno, ¿has considerado alguna vez los beneficios energéticos que pueden aportar los plátanos? No es de extrañar que sean la fruta que se suele comer en las bandas de los eventos deportivos profesionales.

Lee más  ¿Cuánto dura una operacion de lagrimal?

Además, los plátanos pueden proporcionar un gran impulso a tu cerebro. Aunque mucha gente piensa en los plátanos como una forma de empezar el día, comer uno cerca del almuerzo puede darte la energía que necesitas para seguir adelante y tener una tarde fuerte.