¿Por qué los bebés no pueden usar bloqueador solar?

Por qué no se puede usar protección solar en bebés menores de 6 meses

Es la recomendación que aparece en todas las etiquetas de los protectores solares, pero ¿qué significa realmente? ¿Es tu bebé un pequeño vampiro al que tienes que mantener completamente alejado del sol? Parece muy poco práctico, pero ¿qué te parece?

Hasta el año pasado, el conocimiento médico común era que los bebés no debían usar protección solar antes de los seis meses de edad. Se nos aconsejaba que cubriéramos a los pequeños y los mantuviéramos alejados del sol, lo cual sigue siendo una buena recomendación.

Pero inevitablemente algunas partes preciosas del bebé estarán expuestas a los rayos diarios, y en 2018, la Academia Americana de Pediatría dijo que cuando la ropa adecuada y la sombra no están disponibles, los padres PUEDEN aplicar una cantidad mínima de protector solar con al menos 15 SPF en bebés menores de seis meses en áreas pequeñas, como la cara del bebé y el dorso de las manos.

Sin embargo, la FDA no se ha puesto al día con esta nueva recomendación y sigue exigiendo que todas las etiquetas de los protectores solares indiquen que sólo son seguros para los bebés mayores de seis meses. Por eso, verás esa advertencia en todas las etiquetas de los protectores solares.

Qué spf utilizar

Prevenir las quemaduras solares es muy importante porque incluso “unas pocas quemaduras solares con ampollas en la infancia pueden duplicar las posibilidades de que una persona desarrolle formas graves de cáncer de piel a lo largo de su vida”.    La mejor manera de prevenir las quemaduras solares es mediante la protección de la piel.    Se recomienda permanecer a la sombra en la medida de lo posible, llevar camisetas de baño con protección solar y gorro, y aplicar crema solar o protector solar en la piel expuesta.    La protección solar o el protector solar deben aplicarse al menos cada dos horas. La Academia Americana de Pediatría sugiere “aproximadamente una onza de protector solar por aplicación para un niño”.    En el caso de los bebés menores de 6 meses, la mejor protección es mantenerse alejado de la luz solar directa y llevar ropa de protección solar.    En estos bebés más pequeños, en los que no se puede evitar el sol directo, hay que utilizar la protección solar sólo en pequeñas zonas del cuerpo.    Además de proteger nuestra piel, también debemos proteger nuestros ojos.    La AAP recomienda usar gafas de sol “con al menos un 99% de protección UV”.

Lee más  ¿Qué personas no deben comer brócoli?

Los bloqueadores solares son barreras físicas que reflejan, dispersan y absorben los rayos UVA y UVB para que no penetren en la piel. Los protectores solares contienen óxido de zinc y dióxido de titanio, que rara vez provocan reacciones alérgicas. Los protectores solares modifican los rayos del sol después de que penetren en el protector solar. Estos productos deben estar etiquetados como “estables” o “fotoestables” para ser más eficaces.    Para ayudarte a elegir un producto, consulta los “protectores solares mejor valorados y comercializados específicamente para su uso en bebés y niños” que encontrarás aquí: https://www.ewg.org/sunscreen/best-kids-sunscreens/.

¿Es malo el protector solar?

La luz solar suave es buena para los niños en pequeñas dosis porque les proporciona vitamina D. La vitamina D es importante porque ayuda a su organismo a absorber el calcio y favorece el crecimiento de los huesos.Para muchos tamariki basta con 10-15 minutos de luz solar al día en la cara, los brazos y las manos. Los niños de piel más oscura, que se broncean más fácilmente y se queman menos, pueden necesitar más exposición al sol (20 minutos al día, por ejemplo) para obtener la vitamina D que su cuerpo necesita.

Lo mejor es mantener a tu hijo alejado de la luz solar intensa, pero sabemos que esto no siempre es posible. A continuación te explicamos cómo ayudar a tu hijo a obtener la vitamina D que necesita y evitar que se queme con el sol.  En los meses de verano (de septiembre a abril):    Entre mayo y agosto, no suele ser necesario proteger la piel del sol, a no ser que estés en la montaña o en el agua. Pero sigues necesitando vitamina D, así que pasar un rato al aire libre en las horas centrales del día es una buena idea.

Lee más  ¿Cuánto tiempo de vida tiene un niño con microcefalia?

Si tu hijo está demasiado tiempo al sol, puede sentirse mal y tener dolor de cabeza, fiebre, escalofríos y náuseas. Estos efectos suelen aparecer entre seis y doce horas después de haber tomado demasiado sol.

¿Puedo utilizar un protector solar normal para mi bebé?

Hace calor y hace sol, así que decides salir a dar un paseo con tu bebé. Como se supone que los bebés deben evitar la luz directa del sol, le pones su gorrito, bajas la persiana del cochecito mientras caminas y te detienes en una zona sombreada bajo unos árboles para sacar a tu bebé para que esté boca abajo.

Sin embargo, pasar un día al aire libre sin exponer a tu pequeño al sol parece difícil. La sombra del cochecito funciona bien hasta que giras bruscamente a la derecha y entonces el sol brilla sobre los brazos desnudos de tu bebé. Cuando sopla un viento frío en el lugar donde está la sombra, el bebé se pone nervioso y luego se calma cuando lo llevas a la cálida luz del sol.

Empiezas a preguntarte si la aplicación de crema solar a tu bebé podría protegerlo mejor de los rayos del sol, pero recuerdas que la crema solar no es segura hasta cierta edad. Sin embargo, no recuerdas exactamente cuál es esa edad.

En general, los bebés menores de 6 meses no deben usar protector solar. En su lugar, es mejor utilizar otras medidas de protección para evitar la exposición directa al sol. Después de que los bebés cumplan 6 meses, la aplicación de protector solar debe ser una parte habitual de la preparación para salir al sol. “En general, mantén a tu bebé alejado del sol si tiene menos de 6 meses porque su piel es todavía muy sensible”, dice la doctora Christina Johns, pediatra y asesora médica principal de PM Pediatrics. Esto es lo que debes saber sobre tu bebé y el uso de protectores solares.