¿Cuánto dura el examen de potenciales evocados auditivos?

Potencial auditivo evocado del tronco cerebral

La respuesta auditiva del tronco del encéfalo (ABR) es un potencial evocado auditivo extraído de la actividad eléctrica en curso en el cerebro y registrado mediante electrodos colocados en el cuero cabelludo. El registro medido es una serie de seis a siete ondas positivas de vértice de las cuales se evalúan de la I a la V. Estas ondas, etiquetadas con números romanos según la convención de Jewett y Williston, se producen en los primeros 10 milisegundos tras el inicio de un estímulo auditivo. El ABR se considera una respuesta exógena porque depende de factores externos[1][2][3].

En 1967, Sohmer y Feinmesser fueron los primeros en publicar los ABR registrados con electrodos de superficie en humanos, lo que demostró que los potenciales cocleares podían obtenerse de forma no invasiva. En 1971, Jewett y Williston ofrecieron una descripción clara del ABR humano e interpretaron correctamente que las ondas posteriores procedían del tronco cerebral. En 1977, Selters y Brackman publicaron unos hallazgos históricos sobre las latencias prolongadas entre picos en casos de tumores (mayores de 1 cm). En 1974, Hecox y Galambos demostraron que el ABR podía utilizarse para la estimación del umbral en adultos y niños. En 1975, Starr y Achor fueron los primeros en informar sobre los efectos en el ABR de la patología del SNC en el tronco cerebral[2].

Respuesta auditiva del tronco encefálico

La prueba de respuesta auditiva del tronco encefálico (ABR) es una prueba segura e indolora para ver cómo responden los nervios auditivos y el cerebro a los sonidos. Proporciona al personal sanitario información sobre una posible pérdida de audición.

Lee más  ¿Cuánto tiempo tarda en descomponerse un pañal?

La preparación para la prueba depende de la edad de su hijo. A los niños mayores se les puede sedar (medicamento que se administra para que el niño esté relajado, tranquilo o adormecido) para realizar una ABR. Si es así, recibirá instrucciones sobre el ayuno antes de la prueba y lo que debe hacer en casa después de la misma.

Un audiólogo coloca unos pequeños auriculares en los oídos del niño y unos electrodos blandos (pequeñas pegatinas con sensores) cerca de los oídos y en la frente. Por los auriculares pasan chasquidos y tonos, y los electrodos miden cómo responden los nervios auditivos y el cerebro a los sonidos.

Una prueba ABR suele durar entre 1 y 2 horas, pero la cita puede durar unas 3 horas. Si un bebé dormido se despierta durante la prueba, ésta durará más tiempo porque tendrá que volver a dormirse para terminar la prueba. Los niños que se someten a un ABR sedado pueden ir a una zona de recuperación mientras se despiertan de la sedación.

Audiometría de respuesta evocada del tronco cerebral

El cerebro produce una corriente eléctrica en respuesta a la información que llega a través de los sentidos. Esta corriente puede detectarse en el cuero cabelludo mediante electrodos fijados con almohadillas adhesivas. Dado que los daños en los nervios de la EM pueden ralentizar la transmisión de las señales nerviosas, las pruebas de potenciales evocados pueden indicar las vías nerviosas que están dañadas, incluso antes de que note ningún síntoma clínico. Retrasos de tan sólo 10 milisegundos pueden indicar que hay un daño en la vía nerviosa.

La prueba más utilizada es la denominada potenciales evocados visuales (PEV), que mide el tiempo que tarda el cerebro en responder a los mensajes enviados por los ojos. Su neurólogo también puede sugerirle que realice una prueba de potenciales evocados auditivos, que evalúa su audición mediante clics emitidos a través de auriculares. Otra alternativa es el potencial evocado somatosensorial, que evalúa la sensibilidad de la piel mediante pequeñas descargas eléctricas.

Lee más  ¿Qué debe hacer un niño de 18 meses?

Si se somete a una prueba de potencial evocado auditivo, se le mostrará un patrón de tablero de ajedrez parpadeante en la pantalla de un ordenador. Los electrodos del cuero cabelludo detectarán la actividad cerebral y se sincronizarán con el patrón visual cambiante de la pantalla para detectar cualquier retraso en la respuesta. No tiene que hacer nada más que mantenerse alerta y mirar la pantalla. La prueba se repite en cada ojo, y el proceso completo dura entre 30 y 45 minutos.

Prueba de potenciales evocados

<p>A veces se realizan los tres tipos de PE al mismo tiempo. Otras veces, sólo se hará una de estas pruebas. El médico de su hijo decidirá qué prueba o pruebas deben realizarse. </p><h2>Puntos clave</h2>

<p>Hay dos tipos de pruebas VEP: una prueba “flash” y una prueba “patrón”. Es posible que a su hijo le hagan ambas pruebas. La forma de realizar las pruebas cambia un poco dependiendo de la edad de su hijo y de lo bien que pueda ver. </p>

<p>Para una prueba de potencial visual evocado por destellos, su hijo llevará unas gafas que ponen pequeñas luces rojas sobre los ojos. Su hijo verá destellos rojos primero en un ojo y luego en el otro, y finalmente en ambos ojos. Mientras su hijo ve estos destellos, los electrodos registran la forma en que responde el cerebro. El destello es muy brillante, por lo que su hijo puede verlo incluso con los ojos cerrados. Su hijo podrá ver el flash a través de los párpados. </p>

<p>Para una prueba de potencial evocado visual de patrón, su hijo se sentará en una silla frente a una pantalla de televisión. La pantalla de televisión mostrará un patrón de tablero de ajedrez que se mueve entre cuadrados blancos y negros. Se le pedirá que mire fijamente a un punto en el centro de la pantalla mientras los electrodos registran la respuesta del cerebro. Durante esta prueba, su hijo tendrá que permanecer quieto y concentrarse en la pantalla. </p>