¿Cuándo empiezan a gustarle los dibujos a los bebés?

Beneficios del dibujo

Cada niño se desarrolla de forma diferente, tanto mental como física y artísticamente.    Un niño puede tener una experiencia particular que otro nunca tendrá.  El trabajo artístico de los niños suele reflejar sus experiencias personales.    Cuanto más conozcan los profesores el desarrollo de los niños, más podrán tenerlo en cuenta a la hora de elaborar un plan de estudios.

La primera etapa de desarrollo artístico por la que pasan los niños se llama garabateo.    Esta etapa suele producirse entre los dos y los cuatro años de edad.    La etapa de garabateo se divide en tres secciones denominadas “al azar”, “controlada” y “con nombre”.

En la sección aleatoria de la etapa, una de las características del dibujo que suelen hacer los niños es sostener un instrumento de dibujo con toda la mano mientras mueven el brazo de un lado a otro.    Cuando dibujan, tienden a no mirar el papel y a menudo hacen garabatos fuera de la página.    Cuando dibujan, los niños no parecen prestar atención a las marcas que ya han hecho y dibujan encima de las marcas anteriores (Schirrmacher, 98).

Dibujo de un niño de 4 años

Como adultos, cada uno de nosotros tiene un estilo único de expresión artística. Pero, en general, todos los niños pequeños garabatean lo mismo. En todas las culturas, pasan por etapas predecibles de garabateo, desde una sola marca hasta un círculo con líneas que sobresalen (también conocido como su primer retrato de ti).

Lee más  ¿Cómo son los perros collie con los niños?

A continuación veremos estas etapas universales del garabateo entre 1½ y 3 años de edad. Es importante tener en cuenta que, aunque la mayoría de los niños pasan por todas las etapas, hay mucha variabilidad en cuanto a cuándo y cómo lo hacen. Algunos pueden pasar rápidamente de una etapa a otra, mientras que otros permanecen en ella durante un tiempo. Además, a menudo se solapan las etapas. Lo importante es que tu pequeño ya garabatea cuando tiene 18 meses.

Después de que un niño pequeño descubra que al presionar una herramienta de dibujo sobre una superficie de dibujo se produce una marca, entra en la fase de garabatos aleatorios. En esta fase, el garabato se centra menos en lo que dibuja y más en la experiencia sensorial: Se da cuenta de cómo se sienten y huelen los diferentes instrumentos de dibujo y materiales, y aprende que tiene que presionar más fuerte con ciertos instrumentos (como los lápices de colores) para hacer una marca. En este momento, utiliza grandes movimientos del brazo para hacer puntos y otras marcas grandes, e incluso puede enviarlas fuera del papel.

Dibujo de un niño de cuatro años

Dibujo para niños pequeños: Cómo enseñar a tu hijo a dibujar (y divertirse mucho en el proceso)by Lorna White | Posted on28 01 2022Dar a tu hijo un lápiz de colores y animarle a dibujar no sólo desarrolla su motricidad fina, sino que también es una forma estupenda de potenciar su creatividad. Y significa que la puerta de tu nevera (y las paredes) estarán cubiertas de un flujo constante de sus obras de arte únicas (confía en nosotros, nunca querrás tirar ninguna de ellas).Cuando tu hijo alcance la marca de los dos años y medio, será capaz de sostener bien un lápiz de colores y dibujar formas y patrones básicos, por lo que es el momento perfecto para trabajar esas habilidades artísticas.

Lee más  ¿Cómo sentir si es niña o niño?

Una de las mejores maneras de apoyar realmente el desarrollo de tu hijo es participar y realizar actividades junto a él o juntos”, dice Sarah Cressall, directora general de The Creation Station. Si le apetece pasar un día artístico con su hijo, hemos reunido algunos consejos de expertos, con la orientación de Sarah, así como nuestras principales recomendaciones de productos para ayudarle a usted y a su hijo a explorar su lado creativo.

Dibujar una prueba de hombre

Es un proceso gradual. Durante los últimos meses del primer año de vida de tu bebé, su capacidad para utilizar las manos, o su motricidad fina, mejorará de forma constante. Esto significa que se preparará para coger y utilizar lápices de colores.

A partir de los 18 meses, probablemente tu hijo disfrutará pintando y dibujando con ceras, rotuladores lavables o pinturas (DH 2009: 78). Sostendrá el crayón o el pincel con toda la mano, y garabateará y pintará con grandes movimientos (Thomson Delmar Learning 2007).

Al principio, tu hijo probablemente terminará su dibujo y te dirá que es de mamá o papá, o de una mascota, o de su juguete favorito. Pero a medida que crezca, tu hijo planificará lo que va a dibujar antes de empezar. Esto demuestra que sabe que puede transmitir un significado con sus dibujos.

Prepara a tu artista en ciernes con grandes hojas de papel pegadas a la mesa o al suelo. El papel pintado también es un buen papel para dibujar. Si te preocupa que algo se ensucie, cúbrelo.

Una actividad divertida que puedes hacer con tu hijo es recoger hojas del jardín o del parque. Busca hojas de diferentes formas y texturas. Ayuda a tu hijo a sumergirlas en pintura y a colocarlas en el papel para ver qué estampados y patrones puede hacer. Aunque acabe con un lío de pintura y hojas aplastadas, ¡se divertirá haciéndolo!