¿Cómo ven los bebés de 1 mes?

Contacto visual con el bebé

Parece mentira que ya haya pasado un mes entero. Tu bebé sigue siendo un recién nacido y sigue pasando la mayor parte del día comiendo y durmiendo. Pero esta semana, tu bebé está adquiriendo aún más conciencia de su entorno, se está haciendo más fuerte y (con suerte) está empezando a aprender la diferencia entre el día y la noche.

Probablemente ya esté encontrando su ritmo, pero si esta etapa le resulta difícil, no es la única. Los bebés de 4 semanas todavía no duermen toda la noche, suelen necesitar comer con mucha frecuencia y muchos tienen tardes de inquietud o incluso signos de cólicos. Pero gran parte de esto se ve compensado por el hecho de que empiezan a estar más despiertos e interactivos.

Según la doctora Gina Posner, pediatra del MemorialCare Orange Coast Medical Center de Fountain Valley (California), a las 4 semanas el bebé empieza a ser más comunicativo y receptivo. “Empieza a mirar más a su alrededor y a responder a los sonidos”, dice.

Es posible que notes que tu bebé gira la cabeza hacia ti cuando entras en la habitación, especialmente si puede oír el sonido de tu voz. Tu bebé aún sólo puede ver bien a unos pocos centímetros de distancia, pero puedes notar que se entusiasma especialmente cuando es tu cara la que ve desde esa distancia. Los bebés de esta edad se entusiasman más con otros seres humanos, especialmente con los miembros de su familia.

Audición del recién nacido

Tu bebé ve mejor las cosas a una distancia de entre 20 y 30 centímetros. Esta es la distancia perfecta para mirar a los ojos de mamá o papá (¡lo que más le gusta hacer!). Si se aleja más, los recién nacidos ven sobre todo formas borrosas porque son miopes. Al nacer, la vista de un recién nacido está entre 20/200 y 20/400.

Lee más  ¿Cuándo es niño a los cuántos meses se mueve?

Sus ojos son sensibles a la luz brillante, por lo que es más probable que abran los ojos con poca luz. No te preocupes si los ojos de tu bebé se cruzan o se desvían hacia fuera (se vuelven “ojos de pared”). Esto es normal hasta que la visión del bebé mejore y los músculos oculares se fortalezcan.

Dale a tu bebé muchas cosas atractivas para mirar. Después de los rostros humanos, los colores brillantes, los patrones contrastados y el movimiento son las cosas que más les gusta mirar a los recién nacidos. Los dibujos o juguetes en blanco y negro mantendrán el interés de tu bebé durante más tiempo que los objetos o dibujos con muchos colores similares.

Tu recién nacido lleva escuchando sonidos desde el vientre materno. Los latidos del corazón de la madre, los gorjeos de su aparato digestivo e incluso los sonidos de su voz y de las voces de otros miembros de la familia forman parte del mundo del bebé antes de nacer.

Los ojos del bebé

¿Ha notado cómo los pequeños dedos de su bebé se enroscan alrededor de los suyos o se cierran en puños? ¿O cómo se sobresalta ante un ruido fuerte? Tu bebé nació con estos y otros reflejos, que se irán haciendo menos perceptibles a medida que vaya cumpliendo los hitos de 1 a 3 meses.

Los médicos utilizan los hitos para saber si el bebé se está desarrollando como se espera. Hay una amplia gama de lo que se considera normal, por lo que algunos bebés adquieren habilidades antes o después que otros. Los bebés que nacen prematuramente pueden alcanzar los hitos más tarde. Habla siempre con tu médico sobre los progresos de tu bebé.

Lee más  ¿Cómo curar las convulsiones de forma natural?

Tu bebé puede pasar por periodos de mayor hambre y nerviosismo. Este aumento del hambre significa que su bebé está pasando por un periodo de crecimiento rápido (un estirón). Si le das el pecho, es posible que tu bebé quiera comer más a menudo en determinados momentos del día y, a veces, cada hora. Esto se llama “alimentación en racimos”. Los bebés alimentados con leche artificial pueden querer comer más a menudo o beber más leche artificial de lo habitual durante las tomas.

A medida que tu bebé cumpla entre 1 y 3 meses, empezarás a aprender las señales que te indican que tu bebé tiene hambre o cuándo está lleno. Sabrás que tu bebé tiene hambre cuando parezca inquieto, llore mucho, saque la lengua o se chupe las manos y los labios. Sabrás que tu bebé está lleno cuando ya no esté interesado en alimentarse o se quede dormido al final de una sesión de alimentación. Recuerda que la barriga de los bebés es muy pequeña y que es necesario hacerles eructar después de las tomas para que liberen los gases que pueden causarles molestias.

La vista del bebé por visión directa

¿Te has preguntado alguna vez cómo se ve el mundo a través de los ojos de tu bebé? Desde su nacimiento, su bebé es capaz de explorar las maravillas del mundo a través de la vista. Pero en este momento, la visión de tu bebé es bastante borrosa. Sólo puede ver lo suficiente como para distinguir tu cara cuando le coges en brazos.

Aunque sus ojos son capaces de ver al nacer, su cerebro aún no está preparado para procesar e interpretar esta información. Durante los primeros años de vida, el bebé es mucho más sensible a los estímulos visuales y ambientales. Esto se conoce como período crítico. Es un momento importante para tu bebé porque si no se estimula esta capacidad, se perderá. A medida que el recién nacido empieza a ver, recibe constantemente información nueva e interesante. Los ojos de tu bebé transmiten esta nueva información a su cerebro, y comienzan a formarse conexiones entre las células cerebrales, o neuronas, en el área de su cerebro responsable de la visión. Con el tiempo y el aporte visual continuado, el bebé aprende a procesar esta información en imágenes.