¿Cómo ve un bebé de 10 días?

El estirón del bebé de 10 días

Tu recién nacido pronto empezará a fijarse en tus movimientos y a aprender tus rasgos. Mantén a tu bebé cerca de tu cara para que pueda verte con claridad. Empieza a darle un poco de tiempo boca abajo cada día para fortalecer los músculos del cuello. Aprende cómo deben ser las cacas de los recién nacidos, cómo saber si tu bebé come lo suficiente y los signos de ictericia. Por último, si estás dando el pecho, debes saber que es normal que sufras las molestias de la congestión.

Cuestión de pesoSi estás dando el pecho, puede que te preguntes si tu bebé está comiendo lo suficiente, sobre todo si parece estar hambriento todo el tiempo. La respuesta es probablemente sí; sólo recuerda que digieren la leche materna un par de horas después de consumirla.Algunos signos de que tu bebé amamantado está recibiendo suficiente leche Tus pechos se vacían y se sienten más suaves después de amamantar; puedes oír a tu bebé tragar mientras succiona; tiene buen color y una piel firme que se recupera si se le pellizca ligeramente; tu bebé está creciendo tanto en longitud como en peso; hace heces amarillas como la mostaza o frecuentes heces oscuras; y tiene al menos cinco pañales desechables húmedos (o siete pañales de tela húmedos) al día. Tanto si amamantas a tu bebé como si lo alimentas con leche artificial, ten en cuenta que todos los bebés crecen a ritmos diferentes y que su ritmo de crecimiento tiende a reducirse en determinados momentos. Además, si tu bebé era grande al nacer, no crecerá tan rápido mientras se acerca a su tamaño predestinado en las semanas siguientes.Si tu pequeño alcanza sus hitos de desarrollo más o menos a tiempo, se relaciona bien contigo y parece feliz y sano, lo más probable es que esté bien. Pero los bebés de esta edad deben someterse a controles de peso periódicos en la consulta del médico para asegurarse de que se desarrollan a un ritmo saludable.

Lee más  ¿Cuándo se debe separar a la gallina de los pollitos?

Peso del bebé de 10 días

Los bebés recién nacidos experimentan una serie de cambios, especialmente cuando pasan cada vez más tiempo fuera del útero materno. Entre estos cambios se encuentran los cambios de aspecto y el desarrollo de diferentes características. Aunque las características suelen limitarse a los sonidos y los movimientos corporales que producen, los cambios en su aspecto físico serán definitivamente perceptibles, ya que serán diferentes de su aspecto unas horas o uno o dos días después de haber dado a luz.

El cordón umbilical del bebé comenzará a secarse. No te asustes por su color y textura. Se está secando porque se ha cortado y ya no recibe más nutrientes para transferirlos de la madre al bebé. El “muñón” que forma acabará secándose y cayendo entre 1 y 3 semanas después del nacimiento del bebé. Se aconseja a los padres que no tiren del muñón y que se limiten a dar baños de esponja para mantenerlo seco.

Es posible que notes que la piel del bebé se está pelando. La descamación de la piel en cualquier parte del cuerpo es muy típica en los recién nacidos. Los bebés están cubiertos de varios fluidos cuando salen del útero. Uno de estos fluidos se llama vérnix, que es un líquido espeso que protege la piel del bebé frente al líquido amniótico. Cuanto más vérnix tenga el bebé a su alrededor, menos probable será que se le pele la piel. Normalmente desaparecerá por sí sola y no necesitará cuidados adicionales.

Bebé de 3 semanas

Los bebés recién nacidos deben ser amamantados de 8 a 12 veces al día durante el primer mes aproximadamente. La leche materna se digiere fácilmente, por lo que los recién nacidos tienen hambre a menudo. Las tomas frecuentes ayudan a estimular su producción de leche durante las primeras semanas.

Lee más  ¿Qué diferencia hay entre un collie y un Border Collie?

En las primeras semanas de vida, la lactancia debe ser “a demanda” (cuando el bebé tenga hambre), es decir, cada 1 hora y media o 3 horas aproximadamente. A medida que los recién nacidos crecen, toman el pecho con menos frecuencia y pueden tener un horario más predecible. Algunos pueden alimentarse cada 90 minutos, mientras que otros pueden pasar de 2 a 3 horas entre las tomas.

Cuenta el tiempo que transcurre entre las tomas desde el momento en que tu bebé empieza a mamar (y no al final) hasta que vuelve a hacerlo. En otras palabras, cuando el médico te pregunte con qué frecuencia se alimenta tu bebé, puedes decir “más o menos cada 2 horas” si la primera toma empezó a las 6 de la mañana, la siguiente fue alrededor de las 8, luego a las 10 y así sucesivamente.

Alterna los pechos e intenta dar a cada uno la misma cantidad de tiempo de lactancia a lo largo del día. Esto ayuda a mantener la producción de leche en ambos pechos y evita la dolorosa congestión (cuando los pechos se llenan de leche).

La vista del bebé por semanas

Incluso a esta temprana edad, los recién nacidos están preparados para conocer el mundo que les rodea. A tu recién nacido le encanta mirarte a la cara. Los recién nacidos pueden reconocer y responder a la voz de mamá o papá (o a otros sonidos interesantes) poniendo cara de alerta y volviéndose menos activos. El bebé puede intentar averiguar de dónde procede el sonido mirando a su alrededor y girando la cabeza.

Fomente el aprendizaje con sonrisas, sonidos relajantes y caricias suaves. Cuando sonrías y le hables a tu bebé, tu cara y el sonido de tu voz se convertirán en una fuente familiar de calma y consuelo. Tu pequeño aprenderá a asociarte con el alimento, el calor y el tacto relajante.

Lee más  ¿Qué colchón debe usar un niño de 2 años?

Los bebés nacen con reflejos involuntarios que les ayudan a sobrevivir. Los reflejos también son una forma de que los bebés interactúen con el mundo. Por ejemplo, acariciar suavemente la mejilla de un recién nacido hará que el bebé gire la cabeza y la boca hacia ese lado, listo para comer. Esto se llama reflejo de enraizamiento.

Durante el primer mes de vida, el recién nacido pasará la mayor parte del día durmiendo o pareciendo somnoliento. A lo largo de las siguientes semanas o meses, tu bebé estará despierto y alerta durante más tiempo. Aprenderás a reconocer cuándo tu bebé está preparado para aprender y jugar: