¿Cómo se prepara una papilla para bebé?

Recetas de comida para bebés de 9 meses

Al hacer tus propios purés, tienes un control total sobre lo que le das de comer a tu bebé. También puedes reducir la cantidad de envases y residuos en tu casa: todo lo que necesitas para hacer purés son algunas frutas y verduras frescas. También es mucho más barato. El coste de los alimentos para bebés es hasta tres veces superior al de hacerlos tú misma.

Los bebés son más propensos a las enfermedades transmitidas por los alimentos que los niños mayores o los adultos, por lo que es muy importante que tengas cuidado con su preparación. Lávate siempre las manos antes de manipular los alimentos y asegúrate de que tu mesa o zona de trabajo está limpia.

La mayoría de las frutas, verduras y cereales deben cocinarse antes de hacerlos puré. Puedes elegir entre varios métodos; si tienes otros niños y una cocina muy ajetreada, opta por el que más te convenga. Cada método tiene sus pros y sus contras en términos de facilidad y valor nutricional:

El tipo de alimento que cocines determinará la forma de hacer el puré. Por ejemplo, la calabaza asada puede machacarse simplemente con un tenedor, mientras que las verduras de piel más gruesa, como las judías o los guisantes, deben pasarse por un colador o triturarse en una batidora.

Recetas de comida para bebés de 6 a 8 meses

Preparación y cocción de alimentos caseros para bebésPaso 1: para hacer puré o papilla para bebés, pela la piel de las frutas y verduras. Retira la grasa de las carnes. Paso 2: cuece los alimentos al vapor, en el microondas o hirviéndolos hasta que estén blandos y cocidos. Paso 3: hacer un puré o una papilla, añadiendo el líquido de cocción si es necesario. En los primeros días, pique la carne finamente o hágala puré. Retirar las espinas del pescado.

Lee más  ¿Cómo cambiar Mii en switch?

Conservación y servicio de los alimentos caseros para bebésGuardar los alimentos para bebés en recipientes de plástico. Se conservan hasta 2 días en la nevera o 30 días en el congelador. Etiqueta los recipientes con el contenido y la fecha en que se preparó la comida.Congela la comida para bebés en forma de puré o de papilla en bandejas de cubitos de hielo limpias. Coloca la comida para bebés en las bandejas con una cuchara y cúbrelas con papel de plástico. Para servirla, vierte los cubitos de comida en un cuenco de cristal o cerámica. Caliéntalos en el microondas o en el fuego. Remover bien para eliminar los puntos calientes. Prueba la temperatura con una cuchara limpia en el labio antes de servir al bebé. Deseche las sobras, no las vuelva a congelar.

Arroz para bebés

Aunque la comida para bebés comprada en la tienda puede ser una gran opción para los bebés que están empezando a comer sólidos, la preparación de comida para bebés casera funciona muy bien para algunas familias. Para otras, la idea de hacer su propia comida para bebés puede parecer desalentadora, pero no tiene por qué serlo.

El trabajo que supone hacer tus propios purés para bebés puede ser realmente mínimo. Lo único que necesitas es tener a mano las herramientas y técnicas adecuadas. Preparar tu propia comida en casa puede suponer un ahorro de dinero y ofrece la ventaja añadida de permitirte un control total sobre lo que entra en el cuerpo de tu bebé.

“Preparar tu propia comida sana y nutritiva para tu bebé es una idea maravillosa y, además, rentable”, dice la doctora Catherine Pourdavoud, CLE, pediatra titulada y educadora de lactancia certificada en Calabasas (California).

Lee más  ¿Cuál es el mejor villancico?

Una de las mayores ventajas de hacer comida casera para el bebé es que es muy sencilla de hacer. A menudo, puedes utilizar la comida que ya preparas para el resto de la familia y simplemente procesarla un poco más para que tenga una consistencia segura para tu bebé, explica la Dra. Pourdavoud.

Haz tu propia comida para bebés

Este artículo ha sido redactado por Amy Chow. Amy Chow es dietista titulada y fundadora de Chow Down Nutrition, un servicio de consultoría en nutrición familiar e infantil en la Columbia Británica (BC), Canadá. Con más de nueve años de experiencia, Amy está especialmente interesada en la nutrición pediátrica, la gestión de las alergias alimentarias y la recuperación de los trastornos alimentarios. Amy es licenciada en Ciencias de la Nutrición por la Universidad McGill. Adquirió su experiencia clínica en programas de tratamiento de trastornos alimentarios residenciales y ambulatorios, así como en el Hospital Infantil de BC, antes de iniciar su propio negocio. Ha aparecido en Find BC Dietitians, Dietitians of Canada, Food Allergy Canada, Recovery Care Collective, Parentology, Save on Foods, National Eating Disorder Information Centre (NEDIC) y Joytv.

Cuando llega el momento de introducir los alimentos sólidos a tu hijo (cuando tiene entre 4 y 6 meses) es reconfortante saber exactamente lo que va a comer. Hacer tu propia comida para bebés en casa te permite llevar un control de cada uno de los ingredientes de la nueva dieta de tu bebé. No necesitas un montón de equipos sofisticados para hacer la comida de tu bebé en casa. Con unos pocos utensilios, algunos productos frescos y las siguientes pautas, puedes preparar una comida o merienda nutritiva para tu bebé.