¿Cómo proteger del sol la piel de un bebé?

Los mejores protectores solares para niños 2020 – Las mejores reseñas de protectores solares para bebés

Aunque lo mejor es simplemente intentar evitar la exposición del bebé al sol, la Academia Americana de Pediatría afirma que, cuando sea necesario, se debe aplicar una cantidad mínima de protector solar con al menos 15 SPF (factor de protección solar) en zonas pequeñas, como la cara del bebé y el dorso de las manos.

Antes se aconsejaba no usar protector solar en los bebés de menos de seis meses, pero la AAP afirma ahora que probablemente sea seguro usar protector solar en los niños más pequeños, especialmente si sólo se usa en pequeñas zonas de la piel del bebé expuestas al sol y no protegidas por la ropa.

Sin embargo, esto tiene más que ver con evitar los peligros de tomar demasiado sol y permitir que el bebé se queme. De hecho, la última declaración política de la AAP sobre los bebés menores de seis meses y los peligros de la radiación UV afirma que “los padres pueden aplicar la protección solar cuando sea imposible evitar el sol y, entonces, sólo en las zonas expuestas.”

Otras características de los mejores protectores y bloqueadores solares para niños pequeños son que son hipoalergénicos y no tienen fragancia, y vienen en una forma fácil de usar en tu hijo, ya sea un gel, una loción, un spray, un spray continuo, etc. para que realmente los utilice.

Lee más  ¿Cómo puedo saber si mi bebé está bien de peso y talla?

Cómo ponerle protector solar a un bebé

Cómo proteger la piel de tu bebé en verano: Es ciertamente encantador salir con el bebé bajo el sol, pero el carácter acumulativo de los daños solares indica que los bebés deben ser protegidos de la exposición a los rayos UV e infrarrojos desde el día en que nacen.

Cómo proteger la piel del bebé en verano: A lo largo de dos décadas, la definición de crianza ha cambiado enormemente. Antes, los padres sólo sacaban a su bebé cuando cumplía seis meses. Hoy, los padres quieren explorarlo todo con su recién nacido. Quieren disfrutar de cada momento, hacer fotos y crear bonitos recuerdos con ellos. Es muy bonito salir con el bebé bajo el sol, pero la naturaleza acumulativa de los daños del sol indica que los bebés deben estar protegidos de la exposición a los rayos UV e infrarrojos desde el día en que nacen.

Los padres también deben comprar aquellas cremas de protección solar que sean resistentes al agua, de modo que si el bebé sale y se expone a la humedad durante un baño o al sudar, la capa de protección no se borre. Además, antes de comprar estas cremas, comprueba el índice PA que aparece en el tubo/botella del producto. Cualquier producto cosmético para bebés que tenga un índice PA inferior a 4 no es ideal para la protección de la piel del bebé.

Cómo aplicar el protector solar a la piel de tu bebé | Padres

La sensible piel de un bebé recién nacido necesita ser protegida de los efectos nocivos del sol, incluidos el calor y la humedad. Mantener a tu bebé alejado de la luz solar directa es una buena idea, pero exponer a tu pequeño a la luz solar suave -especialmente por la mañana- es beneficioso en muchos sentidos.  Los rayos UV tienen grandes beneficios para la salud cuando se aprovechan adecuadamente para el bebé.

Lee más  ¿Qué beneficios tiene el brócoli para los niños?

Éste es uno de los mayores beneficios que obtendrá tu bebé al exponerse a la luz solar. Nuestro cuerpo necesita vitamina D; y para crearla, el organismo requiere un mínimo de 15 minutos de rayos UV cada día, dependiendo del tono de piel del bebé -los bebés de piel más oscura requieren más tiempo al sol, pero no debe superar los 30 minutos. La vitamina D ayuda a absorber el calcio, que a su vez fortalece los huesos y los dientes. El sistema inmunitario funciona con eficacia, y el cuerpo está protegido de las enfermedades.

Se sabe que la luz solar aumenta la producción de serotonina cuando los bebés la reciben en la cantidad necesaria. La serotonina, que suele llamarse la “hormona de la felicidad”, potencia la sensación de felicidad y seguridad. La serotonina regula el sueño y la digestión en los bebés.

Lo mejor del cuidado de la piel del bebé

Debes proteger a tu hijo del sol desde el día en que nace. Los bebés tienen una piel sensible que puede quemarse fácilmente. La exposición excesiva a la radiación ultravioleta (UV) del sol puede provocar quemaduras y daños en los ojos. También es una de las principales causas de que las personas desarrollen cáncer de piel en la edad adulta.

Recuerde que su hijo no necesita estar directamente al sol para quemarse con la radiación UV. Los rayos UV pueden llegarles en días frescos o nublados, o si se reflejan en el agua, la arena o la nieve. Tu bebé también puede estar expuesto a la radiación UV mientras paseas con él en el cochecito, mientras conduces o si su ropa no está bien colocada.

Lee más  ¿Cómo saber si mi bebé siente calor?

El índice UV indica la intensidad de la radiación UV en cualquier momento del día. Cada punto del índice corresponde a 25 milivatios de radiación UV por metro cuadrado. Un índice UV de 3 o más significa que el nivel de radiación UV es lo suficientemente alto como para dañar la piel y provocar cáncer de piel.

Debe mantener a los bebés menores de 12 meses alejados de la luz solar directa cuando los niveles de UV alcancen el valor 3 o superior. Planifique su día para evitar salir al sol durante las horas centrales del día en verano, cuando los niveles de UV son los más altos.