¿Cómo es la visión de un recién nacido?

La audición del recién nacido

La visión infantil se refiere al desarrollo de la capacidad visual en los bebés humanos desde el nacimiento hasta los primeros años de vida. Los aspectos de la visión humana que se desarrollan después del nacimiento incluyen la agudeza visual, el seguimiento, la percepción del color, la percepción de la profundidad y el reconocimiento de objetos.

A diferencia de muchos otros sistemas sensoriales, el sistema visual humano -componentes que van desde el ojo hasta los circuitos neuronales- se desarrolla en gran medida después del nacimiento, especialmente en los primeros años de vida. Al nacer, las estructuras visuales están plenamente presentes, aunque inmaduras en sus potenciales. Desde el primer momento de la vida, hay algunos componentes innatos del sistema visual de un bebé. Los recién nacidos pueden detectar cambios de luminosidad, distinguir entre objetos fijos y cinéticos, así como seguir objetos cinéticos en sus campos visuales. Sin embargo, muchas de estas áreas están muy poco desarrolladas. Con las mejoras físicas, como el aumento de las distancias entre la córnea y la retina, el aumento de las dimensiones de la pupila y el fortalecimiento de los conos y los bastones, la capacidad visual del bebé mejora drásticamente. Las vías neurológicas y los cambios físicos que subyacen a estas mejoras en la visión siguen siendo un foco de atención importante en la investigación. Debido a la incapacidad de los bebés para expresar verbalmente su campo visual, la creciente investigación en este campo se basa en gran medida en las señales no verbales, incluida la capacidad percibida por el bebé para detectar patrones y cambios visuales. Los principales componentes del sistema visual pueden dividirse en agudeza visual, percepción de la profundidad, sensibilidad al color y sensibilidad a la luz.

Lee más  ¿Cómo saber si mi bebé siente calor?

La vista del bebé por semanas

LAS HABILIDADES VISUALES QUE EL BEBÉ ESTÁ TRABAJANDOEs fácil ver a un recién nacido mirando un juguete o una cara y no pensar mucho en ello. Pero este “juego de bebé” tan sencillo como mirar un objeto fomenta importantes habilidades visuales del recién nacido.

He creado unas tarjetas de juego en blanco y negro imprimibles para mis bebés y me encantaría compartirlas contigo… sin coste alguno. Para descargar tus tarjetas de juego en blanco y negro gratuitas, haz clic aquí o en la imagen de abajo:

Durante las primeras 6-8 semanas, me gusta pegar o colgar sencillas tarjetas con dibujos en blanco y negro en varias posiciones del gimnasio de actividades de un bebé vidente para fomentar la exploración visual. Si observo que un bebé tiene preferencia por girar la cabeza o que se le está formando un punto plano en la cabeza, coloco estratégicamente tarjetas con imágenes en blanco y negro en su lado no preferido, dejando su lado preferido vacío y aburrido. Mira lo que puede hacer este niño de 3 semanas durante el tiempo que está despierto con tarjetas de juego en blanco y negro pegadas a su gimnasio de actividades:      Ponte a curiosear sobre lo que puede hacer tu hijo: Baby Play Posts:

Cambio de color de los ojos del bebé

Incluso en el vientre materno, los bebés pueden distinguir la diferencia entre la luz y la oscuridad. Y al nacer, ven las formas siguiendo las líneas donde se unen la luz y la oscuridad. Sin embargo, tienen varias semanas antes de poder ver su primer color primario: el rojo.

En sus primeras semanas y meses, los bebés aprenden a utilizar sus ojos; en realidad, sus ojos “aprenden” a ver.  Aunque cada ojo tiene la estructura física necesaria para empezar a ver con normalidad, los dos ojos aún no han aprendido a trabajar juntos, y esta “visión binocular” se desarrolla rápidamente durante las primeras semanas y meses de vida.

Lee más  ¿Cuánto tiempo debe dormir un bebé de 2 meses?

En este primer año crítico, el cerebro y los ojos de tu bebé empiezan a coordinar las imágenes y a recordar lo que han visto. Como padre, puedes participar en el desarrollo y la salud ocular de tu recién nacido como parte normal de tu tiempo con él. Una estimulación adecuada puede aumentar la curiosidad, la capacidad de atención, la memoria y el desarrollo del sistema nervioso. Así que asegúrate de darle a tu bebé muchas cosas interesantes que ver.

Los recién nacidos sólo pueden enfocar a una distancia de entre 20 y 30 centímetros de su cara, y sólo ven el negro, el blanco y el gris. Ya en la primera semana, tu bebé empieza a responder al movimiento y comienza a centrarse en tu cara. Pronto sonreirá cuando te acerques. Es una señal importante de que su bebé le ve y le reconoce, un momento de alegría para cualquier padre.

Ojos azules oscuros del recién nacido

Tu bebé ve mejor las cosas a una distancia de entre 20 y 30 centímetros. Esta es la distancia perfecta para mirar a los ojos de mamá o papá (¡lo que más le gusta hacer!). Si se aleja más, los recién nacidos ven sobre todo formas borrosas porque son miopes. Al nacer, la vista de un recién nacido está entre 20/200 y 20/400.

Sus ojos son sensibles a la luz brillante, por lo que es más probable que abran los ojos con poca luz. No te preocupes si los ojos de tu bebé se cruzan o se desvían hacia fuera (se vuelven “ojos de pared”). Esto es normal hasta que la visión del bebé mejore y los músculos oculares se fortalezcan.

Lee más  ¿Cómo enviar mis maletas por avion?

Dale a tu bebé muchas cosas atractivas para mirar. Después de los rostros humanos, los colores brillantes, los patrones contrastados y el movimiento son las cosas que más les gusta mirar a los recién nacidos. Los dibujos o juguetes en blanco y negro mantendrán el interés de tu bebé durante más tiempo que los objetos o dibujos con muchos colores similares.

Tu recién nacido lleva escuchando sonidos desde el vientre materno. Los latidos del corazón de la madre, los gorjeos de su aparato digestivo e incluso los sonidos de su voz y de las voces de otros miembros de la familia forman parte del mundo del bebé antes de nacer.